Seleccionar página

Ya dio comienzo a la temporada de rinitis y alergias, enfermedad que un 20 % de las personas en Argentina padece. Cifra que aumenta año a año.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) hay entre 400 y 600 millones de personas que sufren de rinitis alérgica, la cual es una enfermedad que se asocia con sinusitis, conjuntivitis, otitis media y asma bronquial.

La rinitis alérgica es una enfermedad inflamatoria crónica de la mucosa nasal y gracias a su alta prevalencia se la considera como la enfermedad respiratoria crónica con más frecuencia en más la mayor parte del mundo, lo cual provoca un deterioro importante de la calidad de vida.

Solo en Argentina, el 20% de la población sufre de rinitis alérgica y desde la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica (AAAeIC) alertan sobre el gran aumento de personas con dicha enfermedad. Los estudios muestran que sigue aumentando especialmente en países en desarrollo, probablemente relacionado al medio ambiente, a los cambios climáticos y al estilo de vida urbano.

Jean Bousquet, profesor emérito de medicina pulmonar en la Universidad de Montpellier, Francia, destacó que: “estas enfermedades aumentaron más en países más desfavorecidos que en países más ricos. Aparentemente, la higiene aumenta el nivel de alergia, es decir, uno puede llegar a reducir la taza de mortalidad en los niños, pero estamos aumentando la incidencia de alergia. Hay muchos factores, pueden ser nutricionales, ambientales, como la contaminación ambiental y otros que hoy desconocemos”.