Seleccionar página

Hace 12 años que Amy Adams no estaba en un set de televisión. Su última aparición había sido en la sitcom The Office (de 2005 a 2006), donde tuvo una pequeña participación.

Ahora, la actriz regresa con la miniserie Sharp Objects, de HBO, que protagoniza y que también produce.

En la historia, Amy interpreta a Camille Preaker, una periodista que trabaja para el diario St. Louis Chronicle, y que recibe la orden de regresar a su pueblo natal, Wind Gap, Missouri, para investigar  y escribir acerca de la desaparición de dos adolescentes.

Cuando una de las chicas aparece muerta, la noticia conmociona al pueblo y cimbra emocionalmente a Camille, trayendo de vuelta problemas personales arrastrados durante año.

Más allá de su labor periodística, Camille unirá fuerzas con un detective y un policía para investigar la desaparición de otra chica.

sharp objects

HBO.

SPOILER:

La trama no es tan simple, sin embargo, y quizá por ello ya han comparado a Sharp Objects con otra serie del género: True Detective.

Camille es alcohólica y acostumbra a autocortarse por las heridas del pasado. Tiene una pésima relación con su madre, y su adicción no ha hecho mas que empeorar las cosas. Para colmo, su propia hermana menor murió cuando ambas era pequeñas, un trauma causante de su alcoholismo y automutilación.

Cuando veas esta serie no esperes ver acción cada cinco segundos, porque no pasará. El ritmo es pausado y centrado siempre en Camille, y eso es justo lo que la hace interesante, porque la actuación de Amy es de primera.

Nominada en cinco ocasiones al Oscar, varios críticos señalan que esta serie le podría dar un Emmy por su trabajo en televisión.

Jean-Marc Vallée dirige todos los capítulos; él fue productor ejecutivo de Big Little Líes, así es que está muy familiarizado con los dramas femeninos.

Sharp Objects es la novela debut de Gillian Flynn, así que ya sabes que habrá varios twist a lo largo de los ocho episodios que componen esta miniserie.