Seleccionar página

Los penales llevaron al Sub 20 de Argentina a la final del torneo internacional L’Alcudia. Los dirigidos por Lionel Scaloni y Pablo Aimar la pasaron bastante mal durante los 80 minutos (dos tiempos de 40 minutos), ya que Uruguay fue superior y dispuso de las mejores situaciones ofensivas. Finalizaron empatados 0 a 0 y por eso hubo que definir esta semifinal con sello rioplatense mediante los penales.

Y el disparo final de Facundo Colidio, en el quinto penal de Argentina, cerró el 3 a 1 y evitó la ejecución del último disparo de Uruguay. Antes habían convertido Leonardo Balerdi y Alan Marinelli. El remate de Agustín Almendra fue atajado por el arquero Silveira, mientras que el disparo de Elías Pereyra pegó en el poste.

El arquero argentino Jerónimo Pourtau, de Estudiantes de La Plata, había sido figura fundamental durante el partido. Y volvió a serlo en la tanda de penales, atajando los tiros de Dávila y Ginella. Salazar remató desviado. Chacón convirtió el único penal uruguayo.

En el primer tiempo Uruguay dominó casi a voluntad ante una Argentina sin reacción. Pourtau se lució volando y desviando un derechazo de Brian Rodriguez, a los 4 minutos. Lugo, a los 31, el arquero tapó un derechazo al ángulo de Laquintana. Y a los 32, un nuevo intento de Rodriguez pegó en el poste. Argentina no le encontraba la vuelta al partido; carecía de recuperación y perdía siempre en la zona central.

Los penales llevaron al Sub 20 de Argentina a la final del torneo internacional L’Alcudia. Los dirigidos por Lionel Scaloni y Pablo Aimar la pasaron bastante mal durante los 80 minutos (dos tiempos de 40 minutos), ya que Uruguay fue superior y dispuso de las mejores situaciones ofensivas. Finalizaron empatados 0 a 0 y por eso hubo que definir esta semifinal con sello rioplatense mediante los penales.

Y el disparo final de Facundo Colidio, en el quinto penal de Argentina, cerró el 3 a 1 y evitó la ejecución del último disparo de Uruguay. Antes habían convertido Leonardo Balerdi y Alan Marinelli. El remate de Agustín Almendra fue atajado por el arquero Silveira, mientras que el disparo de Elías Pereyra pegó en el poste.

El arquero argentino Jerónimo Pourtau, de Estudiantes de La Plata, había sido figura fundamental durante el partido. Y volvió a serlo en la tanda de penales, atajando los tiros de Dávila y Ginella. Salazar remató desviado. Chacón convirtió el único penal uruguayo.

En el primer tiempo Uruguay dominó casi a voluntad ante una Argentina sin reacción. Pourtau se lució volando y desviando un derechazo de Brian Rodriguez, a los 4 minutos. Lugo, a los 31, el arquero tapó un derechazo al ángulo de Laquintana. Y a los 32, un nuevo intento de Rodriguez pegó en el poste. Argentina no le encontraba la vuelta al partido; carecía de recuperación y perdía siempre en la zona central.

En consecuencia no tenía creación y mucho menos elaboraba llegadas al arco rival. Uruguay manejaba las acciones a voluntad, solamente le faltaba definir.

Mejoró un poco Argentina en el segundo tiempo y dispuso de un par de incursiones a fondo. La más clara fue un tiro libre ejecutado por Maroni, a los 2 minutos, que se estrelló en el poste. Luego Uruguay retomó el control, aunque siguió careciendo de efectividad en el área.

Hasta que llegó la definición por penales, originando la gran fiesta de los pibes argentinos.

Jerónimo Pourtau; Facundo Mura, Leonardo Balerdi, Gastón Ávila, Elías Pereyra; Andrés Ayala, Agustín Almendra, Aníbal Moreno; Álvaro Barreal, Adolfo Gaich y Gonzalo Maroni fue la formación titular. Luego ingresaron Nazareno Colombo, Alan Marinelli, Facundo Colidio y Matías Rosales por Gaich, Barreal, Maroni y Moreno.