Seleccionar página

(Por Agencias) – Seis días atrás, Diego Simonet se había convertido en el primer argentino campeón de Europa en handball, con la coronación de un equipo francés, Montpellier, en Colonia, Alemania. Chino fue, además, premiado como el jugador más valioso del cuadrangular definitorio.

Esta sábado, Benjamín Urdapilleta dio forma a una historia de coincidencia y de paradoja: el apertura de Castres Olympique salió campeón y jugador más valioso de la final de la mejor liga nacional de rugby en Europa, el Top 14 de Francia, frente a… Montpellier.

Y lo hizo con una estupenda producción de 19 puntos, mediante cinco penales y dos conversiones, en el 29 a 13 que implicó la quinta conquista del equipo blanco, azul y celeste. El Stade de France, escenario de grandes acontecimientos deportivos del país, estuvo colmado con muchos miles de hinchas de ambos clubes en un clásico regional: Castres y Montpellier son ciudades del sur de Francia separadas por unos 130 kilómetros.