En la segunda parte, las novedades en San Pablo sacudieron La Bombonera. Los dos goles de Mauricio Borja para Palmeiras y el penal atajado por el arquero Fernando Prass a Junior generaron un triple estallido en La Boca.

También vibró con un festejo propio, nuevamente a partir de un Pavón lúcido, que participó en cada situación de riesgo. A los 10′ de la segunda parte, Kichánhabilitó a Tevez, quien clavó el 5-0 con un remate furioso, como buscando hacer olvidar las últimas pálidas actuaciones.

Así, con nueve unidades, se quedó con el segundo escalón del Grupo H, detrás de Palmeiras. Y esperará rival en el sorteo que se llevará a cabo el lunes 4 de junio a las 20 horas. Definirá de visitante, ante el líder de zona que le toque en suerte. Pero, tras haber superado la incertidumbre, todo lo que tiene por delante son desafíos motivantes. Al fin y al cabo, es lo que anhelaba.