Un reconocido periodista del mundo del vino en la Argentina aseguró a través de la redes sociales que la bodega Viniterra, ubicada en Luján de Cuyo, cerraba. Agregó que parte de las instalaciones se trasladarían a Rivadavia y en el mundo de los negocios vitivinícolas este rumor produjo un sacudón. Sin embargo, los dueños de la bodega negaron el cierre e informaron que sí se trasladan al Este.

Los rumores de cierre de Viniterra obligaron al Grupo Cepas, propietario también de Gancia y uno de los productores de mosto más importante del mundo, a emitir un comunicado sobre la anunciada “bajada de persiana” del periodista Enrique Chrabolowsky.

 

“Con el objetivo de llevar a cabo su plan de expansión y aumento de productividad del Negocio de Vinos, Grupo Cepas reafirma su protagonismo en el sector vitivinícola mediante diferentes iniciativas. Las mismas contemplan, el traslado de la bodega Viniterra, la cual expandirá sus operaciones en la localidad de Rivadavia. Dicho predio ofrece la posibilidad de expansión que los proyectos de exportación y de demanda interna requieren. Habiendo excedido la capacidad de elaboración en lujan de cuyo dicho establecimiento quedara operativo con otros fines.

“La bodega Viniterra no sólo continuará estando en el mercado local como hasta hoy, sino que a su vez acaba de relanzar sus líneas Omnium y Terra y en los próximos meses habrá más novedades en su portafolio de alta gama.

“Grupo Cepas es una empresa de capitales argentinos, está comprometida con el desarrollo del país y se ha convertido en la primera empresa de bebidas multilatina, que emplea a más de 700 personas”.

VINITERRA

Viniterra, “Wines of Terroir” fue concebida en el año 1997 por iniciativa de su socio fundador y  ex presidente Adriano Senetiner, reconocido enólogo italiano con décadas de trayectoria en la industria vitivinicola argentina.

La novedad que vino a conmover al sector que por la brutal devaluación del peso frente al dólar en el país hizo caer el consumo de vinos en el mercado interior, pero que abrió posibilidades para la exportación en algunas economías regionales, no terminó ahí.

Otra alta fuente de la vitivinicultura argentina agregó el dato de que actualmente Viniterra es propiedad de Gancia, uno de los principales establecimientos procesadores de jugo de uva (mosto) del mundo -con asiento en el departamento de Rivadavia- y que luego de la venta del inmueble en Luján la tradicional bodega se reinventaría en el departamento de General San Martín, enfrente del Hospital Alfredo Perrupato, donde actualmente se observa un tradicional establecimiento perteneciente al grupo Orfila.

Sus vinos Malbec de alta gama -que se comercializaron bajo las marcas Viniterra Single Vineyard, Viniterra Select Malbec y su bivarietal Malbec Carménère de la misma línea- tuvieron un excelente desempeño en el pasado reciente en distintos testeos -degustaciones- que se realizan en el Mundo como parte del análisis que hacen los principales compradores de vinos del Planeta.

Como la etimología de su nombre -Viniterra- lo indica, la filosofía de la firma era obtener vinos de “Terroir”, entendiendo como tal la calidad que surge de la perfecta combinación entre: zona geográfica, suelo, microclima, aportes del hombre y las variedades de las uvas más adecuadas.

Su viñedo, conocido como Villa Rosa, hasta el momento está ubicado en Agrelo -Luján de Cuyo- a 1020 msnm.

En este terruño se cultivan todos los varietales necesarios para desarrollar  vinos de alta gama.

Viniterra siempre divulgó que la calidad comienza desde el viñedo y por ello se esforzaban diariamente para lograr vinos que sean el reflejo mismo de la vid, las condiciones de suelo y clima propicio

Contaba con una amplia gama de productos; vinos jóvenes, vinos estacionados en barricas y espumantes.

Elaboraba en Luján de Cuyo variedades diferenciales en la Argentina como: el Carménère, el Pinot Noir, el Pinot Grigio y el Viognier, además de las tradicionales Malbec, Chardonnay, Cabernet Sauvignon, entre otras.