Seleccionar página

Avanza la causa contra por extorsión y amenazas del gremio de Camioneros a empresarios. La fiscalía 12 de Capital Federal citó a declarar a los directivos del sindicato Osvaldo, Zenklusen, Ernesto Villalba, Alberto Acevedo, Raúl Altamirano, Paulo Villegas, Emilio Puebla y David Tamola.

La investigación comenzó en febrero cuando la dueña de Expreso Pontevedra, Nancy Pastorino, denunció en la Justicia que autoridades de la filial de San Miguel le exigieron plata para que la empresa de carga pudiera trabajar con normalidad o, caso contrario, le bloquearían con camiones la puerta del lugar.

Pastorino hizo un primer pago por $ 100.000 pero luego denunció el hecho. La mujer no quiso pagar los otros $ 400.000 exigidos por los camioneros por una supuesta deuda de “aportes y contribuciones”.

En mayo, la Policía Federal encontró durante un allanamiento en la filial de San Miguel 128.000 dólares y 330.000 pesos y se llevaron documentos de interés para la causa.

La semana pasada el líder de Camioneros Hugo Moyano se cruzó con Nelson Castro al aire y reconoció a los gritos que cuando negocia con los empresarios lo hace en forma extorsiva. “No voy a negar los aprietes sindicales. Lo reconozco: aprieto a las empresas para que cumplan con la gente. Pero ninguna le va a venir a decir a usted que yo lo quise coimear, porque eso no es cierto”, dijo el sindicalista.

El conductor de Bella Tarde le consultó por las denuncias de extorsión y comentó: “Usted está reconociendo que el sistema del apriete es un mal sistema”. Entonces, Moyano admitió: “Si eso es extorsión, soy un extorsionador. Quieren hacer aparecer que yo les cobro a las empresas y es un mamarracho”.

En una causa paralela la jueza de Garantías de Moreno, Adriana Julián, llevó adelante otro procedimiento en la sede central de Camioneros por más denuncias de extorsión a comerciantes y transportistas.