Seleccionar página

Luego de entregar 77 casas en el barrio San José de la comuna del Este, el mandatario provincial aseguró que en 60 días comenzarán los trabajos en el distrito Alto Norte.

Gracias al trabajo mancomunado entre el Gobierno de Mendoza, a través del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), la Nación y el Municipio, se concretó la entrega de 77 viviendas en el distrito de Buen Orden de San Martín. El Gobernador Alfredo Cornejo fue el encargado de entregar las llaves en el barrio San José. Lo acompañaron el ministro de Economía, Infraestructura y Energía, Martín Kerchner; el titular del IPV, Damián Salamone, y el intendente de San Martín, Jorge Giménez.

El proyecto fue financiado por la Nación, a través del programa de Techo Digno, y la Provincia, con la contraparte correspondiente. La obra estuvo a cargo de la empresa PROCON SRL y Antares UTE y demandó una inversión de más de $ 71 millones.

En el lugar el mandatario provincial aseguró que “firmamos en esta semana otro inicio de barrio de 60 casas en Alto Norte y en 60 días se va a comenzar a construir. Hoy tenemos más de 3.000 viviendas en construcción y para cubrir el déficit nosotros deberíamos duplicar lo que estamos haciendo. Estamos lejos de cumplir la meta pero estamos poniendo en marcha diversos mecanismos, como que las empresas construyan barrios, el Gobierno le subsidie la cuota a la gente y la empresa se encargue de cobrar la cuota. Esto sería paralelo a la vivienda social”.

Además, Cornejo aseguró que se trabaja en la concreción de “mecanismos mixtos, para que baje la tasa de interés y así la gente pueda tomar crédito para ampliar o construir. Queremos que la cuota del IPV sea real porque la cuota es la que financia las viviendas que otros están esperando. Hoy hay muchos que aún pagan 25 pesos de cuota, por el nivel de deterioro que hemos tenido. Queremos que se vayan actualizando a valores normales. Esto se hace con un sistema que, independientemente de quien gobierne, se vaya retroalimentando”.

“Estamos orgullosos de tener 3.000 viviendas en construcción. Si no seguimos poniendo orden y nuevas formas de hacer viviendas en el IPV no vamos a alcanzar a cubrir nunca el déficit habitacional que tenemos. La ciudadanía debe exigirnos que este sistema no se toque y que se vaya perfeccionado”, agregó Cornejo.

“Tenemos que hacer un mayor esfuerzo, empresas y gobierno, para ir puliendo los detalles para que no se frene nunca la construcción y para que podamos entregar en tiempo y forma las viviendas”, completó el Gobernador.

Memoria descriptiva

El barrio, que motorizó la cooperativa La Universal, comprendió la construcción de 77 viviendas individuales, con una superficie total con aleros de 4.272 m². Las  viviendas poseen dos dormitorios, cocina comedor, baño y lavadero techado, con una superficie cubierta de 55,48 m². Dos de ellas tienen como destinatarios grupos familiares que tienen miembros con discapacidad y dos corresponden para personal de seguridad.

Las casas fueron construidas bajo el sistema tradicional, es decir de mampostería de ladrillón y estructura sismorresistente de hormigón armado.

Las viviendas se entregaran con piso cerámico en toda la unidad, revestimiento cerámico en baño, pintura exterior e interior y carpintería de aluminio.

Obras de urbanización: el emprendimiento cuenta con veredas municipales, veredas de acceso a la vivienda, cunetas, banquinas, cordones, receptáculos para arbolado público, puentes peatonales, alcantarillas de hormigón armado, arbolado público y calles con material compactado y enripiado.

Obras de infraestructura: se realizaron las redes de cloaca, gas, de agua y eléctrica con las correspondientes conexiones domiciliarias.

Además, se impermeabilizó el desagüe Nuevo San Martín, con alcantarillas y cierre perimetral tipo olímpico, con puentes y portones de acceso.