Seleccionar página

Por CARLOS FERNÁNDEZ / Un docente que presta funciones en la Escuela Ernesto Matons 2008, de calle Abdala 50 -esquina con Boulogne Sur Mer- de San Martín, fue denunciado por reiterados malos tratos hacia un alumno con discapacidad y serios problemas de salud -a nivel neurológico y cardíacos- que asiste al nivel primario.

El hecho fue dado a conocer en mayo de 2015 cuando, en el comedor donde meriendan los alumnos, fue filmado en el momento en el que el niño fue fuertemente increpado por Gabriel Alejandro Gómez (41) y recibió además gritos de otra docente quien al parecer avalaba los malos tratos del que fue víctima el niño que en ese momento cursaba el Tercer Grado B en la mencionada institución educativa.

Según el relato de la denunciante, el niño fue traído desde patio “del brazo y a los tirones” desde el patio donde había estado jugando en momentos del recreo. “Una vez en el comedor Gómez lo sentó en una silla a la fuerza y le ordenó que comiera un sacramento. Pero el niño completamente asustado no atinó a tomar la factura y por ello es que el docente volvió a reaccionar y lo apartó contra una pared. Lo sentó en una silla alta y le volvió a gritar pero esta vez no iba a comer”, contó. Y agregó: “No solamente lo privó de la merienda sino que lo dejó observando al resto de la clase como comía. Toda la escuela estaba comiendo, no solamente el grado del niño”, apuntó.

Si bien el maltrato y el abuso de autoridad aconteció en 2015 recién hoy se ventiló públicamente la desafortunada historia debido que en 2018 se tomó conocimiento de que la directora de la Escuela Matons 2008, Liliana Silvia Navarro “no aplicó el protocolo que correspondía por obligación y que se refiere a la Resolución 637/2014 de la Dirección General de Escuelas, específicamente en el punto 1.7.3, entre otros”, aclaró.

guia procedimiento emergencia especial

“A pesar de que la directora había reconocido el hecho en varios escritos como actas con fecha de agosto de 2015 no realizó el procedimiento correspondiente en su carácter de funcionaria pública”, añadió la denunciante quien al momento de la presente entrevista ultimaba detalles para radicar la denuncia judicial correspondiente.

“El objetivo que busco con todo esto es que el fiscal de turno y la responsable del infanto como la OAL (Órgano Administrativo Local) escuchen el niño y tomen las medidas cautelares y preventivas del caso. También que se evalúe y se tomen las medidas correspondientes contra el docente para que otros niños no sufran el mismo peligro de ser afectados por malos tratos”, cerró la docente.