Seleccionar página

Mediante refugios para pernoctar, actividades de reinserción y cuidado de la salud, la Provincia atiende a personas que están viviendo en la calle.

Desde hace dos años, se realizan en forma conjunta con organizaciones civiles operativos de atención integral a personas en situación de calle. Las personas reciben controles de salud gratuitos, vacunación, DNI, desayuno y ropa, entre otras necesidades básicas.

El Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes, a través de la Dirección de Contingencia, es el área encargada de articular acciones para atender a 180 personas diariamente que se encuentran en situación de calle.

La subsecretaria de Desarrollo Social, Marcela Fernández, indicó: “No todos los casos se pueden abordar, nosotros trabajamos con la voluntad de la persona. Mucha gente decide vivir en la calle y no podemos obligarla a que vayan a un refugio. Esos casos no se pueden judicializar. Les posibilitamos plazas a través de un convenio con Remar, por el cual se han dispuesto distintos hogares donde viven tanto hombres, mujeres solas, como aquellas con hijos. En estas casas la gente puede permanecer tanto de mañana como de noche, donde reciben las comidas y el alojamiento. Allí logramos abordar a unas 60 personas.

“Contamos también con el refugio El Camino, un lugar que permanece abierto durante todo el año, donde hay 120 personas que duermen todos las noches, se asean y continúan su vida durante el resto del día”, explicó.

La subsecretaria subrayó: “Nosotros descentralizamos fondos a los municipios para luchar contra esta problemática y hoy quienes manifiestan mayores situaciones de calle son los departamentos de Valle de Uco y del Sur provincial. Ha ido creciendo esto debido a la decisión de cada persona de quedarse en la calle. Ante estas situaciones, desde la Provincia ya estamos brindando estrategias de abordaje para que tengan controles de salud, alternativas de empleo y un lugar donde quedarse durante la noche”.

La metodología de trabajo es la captación de personas que se encuentren en situación de calle o realizan estrategias de supervivencia. De acuerdo con su protocolo de actuación, se prosigue con la correspondiente derivación y la actuación conjunta.

El trabajo que lleva adelante la Dirección de Contingencia implica un abordaje de la problemática en distintos aspectos que van desde la salud, al trabajo o la educación, para brindarles la posibilidad de sentirse integrados a la sociedad.

Este fortalecimiento se logró gracias al trabajo coordinado con otras áreas y permitió ofrecerles mejores condiciones de vida a estas personas.