Seleccionar página

Gimnasia y Esgrima de Mendoza iniciará el próximo lunes la pretemporada con al menos ocho bajas, sin incoporaciones y en la búsqueda del entrenador que sucederá a la dupla técnica Darío Alaniz y Alejadro Abaurre, que logró el segundo ascenso a la B Nacional pero no continuarán en la próxima temporada por decisión de la dirigencia.

 

Los futbolistas que finalizaron su vínculo con el club de calle Lencinas son el arquero Ezequiel Viola; los defensores Diego López, Walter Poblete, César López Fretes y Nicolás Inostroza; los volantes Agustín Briones y Santiago Domínguez y el delantero Iván Agudiak.

 

Además, otros jugadores que finalizaron sus contratos y tendrán que resolver su situación con la dirigencia son los defensores Lucas Fernández y Yair Marín; los volantes Neri Espinosa, David Garay, Sergio Oga y Pablo Cortizo; y el delantero Patricio Cucchi.

 

Mientras tanto, el plantel “blanquinegro” comenzará los trabajos de pretemporada en su estadio ”Victor Legrotaglie”, en el parque General San Martín de la ciudad de Mendoza, y la intención es que para ese día ya esté confirmado el nuevo entrenador.
Por el momento los nombres que suenan son los de Sergio Arias, Iván Delfino y Raúl Cardozo.

 

El “lobo” mendocino jugará por segunda vez en la B Nacional tras ganar el reducido del Federal A frente a Defensores de Belgrano de Villa Ramallo. Su anterior actuación fue en la temporada 2015 pero ese mismo año descendió.