Seleccionar página

Con la presencia de Adrián Dárgelos, la muestra de Martín Bonetto se podrá apreciar en el departamento a partir del miércoles 19 de septiembre. Los retratos del fotógrafo, que construyó su trabajo desde adentro de los Babasónicos durante 20 años, representan, con naturalidad y frescura, la vida cotidiana de los músicos, que se presentarán en la próxima edición del “Vivo Luján”. 

A partir del miércoles 19 de septiembre, la muestra fotográfica más auténtica de la banda argentina, se montará en la Bodega Pokrajac del departamento, ubicada en República de Siria y 20 de Septiembre. La exposición artística será inaugurada por el Intendente Omar De Marchi,  el cantante de los Babasónicos, Adrián Dárgelos y el propio Martín Bonetto.

Los mendocinos podrán disfrutar de la original propuesta en Luján de Cuyo, con entrada libre y gratuita de miércoles a domingo de 13 a 19hs. Recordemos que la presentación de Babasónicos, el viernes 21 de septiembre, será una de las propuestas más atractivas en la segunda edición del “Vivo Luján”, que se desarrollará en Feriagro durante 3 días.

Más de Martín Bonetto y Movimiento Babasónicos 

Martín Bonetto retrata al rock, arriba y abajo del escenario. Sin embargo, su vínculo con Babasónicos es mucho más que fotográfico. Desde 1999, los ha acompañado en un sinfín de shows, entrevistas, backstages, sesiones de grabación, tours nocturnos y giras, por todo el país y también por Chile, España, Francia y México. La muestra “MB” es la continuación extendida del libro “Babasónicos Fotografías de Martín Bonetto” que funciona como un recorrido con banda de sonido: comienza cuando un joven fotógrafo descubre la música de su banda favorita y concluye cuando uno de los grupos más grandes del rock latinoamericano es retratado más allá de sus presentaciones artísticas.

“Movimiento Babasónicos” es una historia contada en más de 140 fotos en las que se encuentran shows, entrevistas, backstages, sesiones de grabación, tours nocturnos y giras, por todo el país, como así también por Chile, España, Francia y México. Cada una funciona como un capítulo de gran potencia visual: la mirada de Martín y la estética de los Babasónicos, juntas para siempre.