Seleccionar página
Es el parque artificial más grande de América del Sur. Miles de personas, entre mendocinos y turistas, pueblan sus espacios verdes cada día y es punto importante de la vida cultural de la provincia.

El Parque General San Martín cumple 122 años desde su creación, el 6 de noviembre de 1896, cuando en Mendoza se dictó la Ley 19 que dio nacimiento al paseo histórico de los mendocinos denominado, en aquella época Parque del Oeste. Hoy, el Gobierno provincial trabaja en la puesta en valor.

El secretario de Ambiente y Ordenamiento territorial, Humberto Mingorance, destacó este nuevo aniversario del Parque: “No sólo es el pulmón verde del Gran Mendoza con sus casi 400 hectáreas de árboles, sino que además es un lugar en el que todos los mendocinos y mendocinas estamos invitados a entrar en contacto directo con la naturaleza”.

El Parque San Martín es el parque artificial más grande de América del Sur. Fue creado por el hombre en el desierto. Miles de personas, entre residentes y turistas, pueblan sus espacios verdes cada día y es punto importante de la vida cultural de la provincia ya que alberga, entre tantas otras cosas, el teatro griego Frank Romero Day –que lo convierte en el corazón de la Fiesta Nacional de la Vendimia–, además de contener el Estadio Malvinas Argentinas e instituciones académicas y científicas como la Universidad Nacional de Cuyo o el Centro Científico Tecnológico del Conicet.

“El importante uso público que se hace del Parque es uno de los motivos por los cuales se trabajó tan fuertemente en las obras para su puesta en valor”, agregó el titular de la cartera de Ambiente.

La Dirección de Parques y Paseos Públicos, dependiente la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial, junto con la Dirección de Patrimonio Cultural y Museos, dependiente de la Secretaría de Cultura y el Ministerio de Economía Infraestructura y Energía, trabajó en varias líneas de revalorización habiendo concluido las obras del casco histórico y el Rosedal. Se invirtieron $190 millones aproximadamente.

Ricardo Mariotti, director de Parques y Paseos, señaló: “El año pasado inauguramos la primera etapa de lo que se denomina la refuncionalización y revitalización del núcleo central Parque General San Martín. Concluimos la repavimentación de rotondas; la nueva Fuente de los Continentes convertida en plaza; el circuito de ciclovía alrededor del lago que involucra no sólo el ensanche de bicisenda sino que además el trazado de una nueva vereda de 4 metros sobre la costanera. Se remodelaron a nuevas todas las acequias de piedras y el fondo de tierra para que los árboles tengan una buena absorción. Ahora podemos regar sectores que antes no se regaban. Recuperamos el riego de todos los prados”.

Con respecto a la iluminación y la seguridad, Mariotti destacó que “todo el parque está prendido, con su iluminación tradicional, y están a pleno funcionamiento la nueva red de cámaras de seguridad y el centro de monitoreo en el Parque que mejoró notoriamente los operativos de vigilancia”.

Detalló también: “Luego concluimos la etapa de remodelación del Rosedal, recientemente inaugurado, donde recuperamos las veredas y los paseos peatonales, los canteros con rosales que son característicos”.

Las obras incluyeron la colocación de 7.000 m2 de pisos en todas las veredas y veredines que rodean el lago, la instalación de 60 banquetas de cemento, 35 bancos de hierro fundido, 31 bebederos, 2 mesas de ping pong de hormigón y, utilizando el mismo material, se construirán ocho espacios para ajedrez con sus respectivos asientos.

El paseo también fue intervenido con nuevos sectores verdes que incluyen la siembra de 5 mil  rosales nuevos, con riego por aspersión que fue recuperado dentro de las nuevas obras.

Asimismo, los cestos de basura metálicos que fueron elaborados por los internos de la cárcel de Boulogne Sur Mer. Además, el Rosedal fue reacondicionado para la circulación de personas con movilidad reducida, por lo que se colocaron 200 m2 de rampas y escaleras especiales. Se invirtieron $22 millones.

En referencia a la puesta en valor patrimonial, el funcionario explicó que se realizó una georreferenciación de cada escultura y obra de arte ubicada en el Parque, con la intención de obtener el detalle de estado de cada una y su ubicación de manera de poder detectar las patologías que presentan y encarar su plan de recuperación.

“Se restauraron y recuperaron la totalidad de las esculturas y hoy están las ocho que corresponden al paseo”, remarcó el funcionario. Miguel Ángel Marchionni fue el artista encargado de restaurar las obras.

También quedó habilitada la nueva pista de salud en el Rosedal, la cual fue construida como forma de pago de una deuda que el Club Gimnasia y Esgrima tenía con el Estado provincial.

“Desde el 17 de abril de 1996, el Parque General San Martín es área ambiental urbana protegida, lo cual significa que la Secretaría de Ambiente, a través de la Dirección de Parques y Paseos Públicos, trabaja de forma permanente para velar y preservar su biodiversidad, defender su ecosistema, buscar modelos de desarrollo compatibles con la naturaleza del área y en la recuperación de los valores patrimoniales a fin de preservar la identidad cultural histórica de la región”, concluyó Mariotti.

Historia de un parque

Luego del terremoto de 1861, Mendoza se encontraba con graves problemas sanitarios debido a epidemias de difteria, cólera y sarampión, así como conflictos aluvionales por las inundaciones. En 1895, Emilio Civit, ministro de Obras y Servicios Públicos, promueve la idea de poblar el Oeste con objetivos como la reubicación de la Penitenciaría, la defensa aluvional a través de la forestación y la problemática sanitaria, para lo cual se trabaja con el médico higienista Emilio Coni, nombrado director de Salubridad.

El 6 de noviembre de 1896 se dicta la Ley 19, que es la norma de creación del entonces llamado “Parque del Oeste”, para lo cual se contrató al paisajista francés Carlos Thays, autor de otros importantes parques en Argentina.

Tan sólo 4 días después se presentan los planos del Parque, cuyos límites originales eran: al este el canal Jarillal (calle Boulogne Sur Mer), al norte la calle Unión (actual avenida Emilio Civit hoy llega hasta la calle Carlos W. Lencinas) y al sur el Hipódromo Andino (hoy el límite es la calle San Francisco de Asís).

El parque tiene 394 hectáreas de bosque, para lo cual se debió superar un suelo pedregoso, el clima árido natural de Mendoza y hacer un complejo diseño de riego, que luego se hizo por acequias y canales, pero que en grandes zonas se realizaba con agua transportada en carros municipales tirados a caballo. Actualmente hay sectores que reciben agua aún con camiones regadores.

En el año 1900 se realizan de forma simultánea los bosquecillos, viveros, armado del Zoológico (ubicado en el sector del actual teatro Pulgarcito) y un sector de árboles frutales para obtener recursos para su autosustento.

En 1906 se introducen reformas en los planos originales del lago artificial y, 4 años después, el parque se extiende hacia el oeste, abarcando el Cerro del Pilar, hoy llamado Cerro de la Gloria.

Cuentan que en aquellos años la Banda de Música de la Policía de Mendoza ofrecía conciertos y desfiles todos los domingos en el Quiosco de Música que se encontraba en el predio de la calesita. El parque comienza a poblarse de estatuas con la adquisición de la Fuente de los Continentes, los Caballitos de Marly y la creación del Rosedal con sus fuentes, pérgolas y estatuas.

La Historia del Parque encierra gran parte de la propia historia de la Provincia de Mendoza por lo que, con los años, se le siguieron haciendo reformas y construyendo calles, avenidas y edificios que conocemos en la actualidad.

En 1947, por la Ley 1744, se impone el nombre de Parque General San Martín y se cambia el nombre de la avenida Uriburu por Avenida del Libertador.