Seleccionar página

Será el sexto componente del ejército estadounidense y buscará asentar su influencia en el espacio. Desde Washington, las autoridades anunciaron la creación de una fuerza espacial militar para contrarrestar el potencial peso de China y Rusia.

No es ciencia ficción y este deseo surgió de las más altas esferas del Estado. Desde el Pentágono, el cuartel general del ejército de Estados Unidos, se puso sobre la mesa la idea de batallones espaciales en órbita que defenderían los intereses del país.

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, junto al Secretario de Defensa, James Mattis, protagonizaron la insólita rueda de prensa del jueves 9 de agosto en la cual plantearon “dominar” el escenario espacial.

“Para defender a Estados Unidos, una simple presencia en el espacio no es suficiente, debemos dominar el espacio”, afirmó Pence. El blanco de este “dominio” se ubica a más de 100 kilómetros del suelo terrestre, en la termosfera, donde circulan los satélites.