Seleccionar página

(Por Agencia)- Jonathan Fabbro fue entregado a las autoridades argentinas en el aeropuerto de la Ciudad de México. Será indagado este viernes por estar imputado en una causa por el abuso sexual de su ahijada de 11 años.

El futbolista está acusado de haber abusado sexualmente de su ahijada de 11 años entre 2015 y 2017, por lo que fue extraditado en la jornada de ayer para ser juzgado en la Argentina por el delito de abuso sexual y corrupción de menores. Fabbro, quien llegó al país el jueves por la noche, será indagado por el juez Santiago Quian Zavalía, titular del Juzgado de Instrucción N°32.

En el comunicado emitido por la Procuraduría General de la República mexicana, la fiscalía azteca argumentó que el mediocampista fue entregado a las autoridades argentinas en el aeropuerto de la Ciudad de México “para ser procesado por su probable responsabilidad en la comisión del delito de abuso sexual reiterado agravado en contra de una menor de edad”.

El jugador argentino arribó al país esposado y acompañado por seis oficiales de la Policía Federal Argentina, quienes lo llevaron por el hall principal del aeropuerto de Ezeiza hasta un patrullero. Este viernes por la mañana fue llevado a tribunales.

 

 

El caso se inició con la denuncia de la madre de la menor, quien relató a su familia los abusos a los que habría sido sometida luego de que un hermano, también menor de edad, leyera en su teléfono celular una comunicación a través de Whatsapp que habría mantenido la niña con Fabbro, que es su padrino.

“La nena cuenta a su familia lo que le ocurrió después de que su hermano se da cuenta que está chateando con Fabbro y todo quedó registrado en audios. Habría habido práctica de sexo oral hacia el jugador con contacto genital”, señaló el abogado de la madre de la menor.

A raíz del delito se ordenó su captura internacional, y en diciembre una fiscal paraguaya lo imputó de otro caso, de un supuesto abuso sexual a una niña de cinco años.

El volante se encontraba en México porque jugaba en el club Lobos BUAP de Puebla. Surgió de las divisiones inferiores de Argentinos Juniors y debutó en Primera División con la camiseta de Boca, el 5 de mayo 2001.