Seleccionar página

La especialista en tecnología de uso personal del periódico The Wall Street Journal, Joanna Stern, ha comprobado tras consultar con numerosos expertos, que redes sociales tales como Facebook e Instagram no espían a sus usuarios mediante los micrófonos y las cámaras web de sus dispositivos. No obstante, esta noticia no es motivo de tranquilidad para los internautas que se preocupan por su privacidad, ya que revela la diversidad de métodos que les permiten a las aplicaciones de Mark Zuckerberg vigilar cada paso de los usuarios.

De acuerdo con el artículo de Stern, el objetivo de este espionaje es ajustar cada vez más la publicidad que ofrecen en las redes. La autora señala que las empresas que compran y venden avisos en Internet cada vez más se convierten en acosadores, pasando el límite de la vida privada.

Así, según Stern, la manera más simple de convertirse en objeto de vigilancia es presentar la tarjeta de fidelidad en alguna tienda física. Una vez usada la tarjeta, el recolector de datos suma al historial de compras información del cliente, como correo electrónico, número de teléfono y otros datos que a su vez están asociados con una cuenta de Facebook. Después de esto, como por arte de magia, en su muro aparecen publicidades de la misma marca que ya había solicitado o productos relacionados.

La especialista asegura que Facebook trabaja directamente con seis ‘brokers’ de datos. No obstante, el usuario siempre tiene la opción de no permitir compartir sus datos personales, pero no todos prestan atención a este punto o no saben cómo hacerlo.

Otra herramienta de seguimiento de las empresas de publicidad es la ubicación del usuario, que obtienen mediante varios métodos tales como direcciones IP, redes WI-FI a su alrededor o permitir el acceso a la ubicación del dispositivo.

Además, un ‘plug-in Pixel’, instalado en miles de páginas web y aplicaciones por Facebook, le permite a la empresa de Zuckerberg recolectar la información de búsqueda que introduce en su navegador. Entonces, luego de buscar algo por Internet, un usuario encontrará la información solicitada en los anuncios publicitarios que aparecen en su muro de la red social.