Seleccionar página

Google y LG planean presentar a finales de mayo un display OLED de 4,3 pulgadas con un resolución de 1443ppi y una tasa de refresco de 120 Hz. La pantalla, que tendrá un amplio campo de visión será utilizada en un headset se realidad virtual.

Estas especificaciones convierten al misterioso equipo en una apuesta superior, en cuanto a lo visual, que los cascos de VR más famosos de hoy en día, como el HTC Vive Pro y el oculus Rift. Estos equipos, que cuentan con resoluciones totales de 2880 x 1600p y 2160 x 1200p, respectivamente, no llegan a los posibles 5500 x 3000p de la pantalla de LG y Google.

Por ahora, no se sabe mucho más sobre el dispositivo, o cuando llegará finalmente al mercado masivo (si es que en algún momento llega). Lo más probable es que haya novedades al respecto en la conferencia I/O que Google realizará en mayo en Mountain View, California.