Seleccionar página

Gustavo Fernández lo hizo una vez más: le ganó al belga Joaquim Gerard por 6-1, 4-6 y 6-2 y se clasificó por segundo año consecutivo a la final de Wimbledon en tenis adaptado. En el partido decisivo enfrentará al sueco Stefan Olsson, el mismo que un año atrás lo dejó con las manos vacías en el partido decisivo en el All England.

 

El cordobés debutó en este torneo este jueves con una gran victoria ante el japonés Shingo Kunieda (6-4, 3-6 y 7-5), actual número uno del mundo y ganador de 22 títulos de Grand Slam, aunque su mejor resultado en Wimbledon son las semifinales alcanzadas en 2017.

Fernández y Olsson se enfrentaron por primera vez en 2009, cuando el sueco se impuso por 6-1 y 6-3 en la ciudad inglesa de Nottingham. Luego se cruzaron otras 14 veces para darle forma a un historial que tiene dominio del argentino por una mínima diferencia: 8 a 7.

El antecedente a revertir para Fernández en la final que se disputará el domingo dice que en las dos veces que estuvieron cara a cara en el pasto inglés, la victoria quedó en manos del europeo: 5-7, 6-2 y 6-2 en el debut de 2016 y 7-5, 3-6 y 7-5 en la final de 2017.

Para Gustavo será ala quinta final de Grand Slam en sus últimas siete presentaciones y una nueva oportunidad de ganar su tercer major, luego de sus títulos en Roland Garros en 2016 y Australia en 2017.