Seleccionar página

(Por Noticias Mendoza)– El fiscal de homicidios Gustavo Pirrello imputó a Luis Zamora de  “homicidio agravado por la condición de policía en grado de tentativa “y ordenó el traslado a la cárcel del hombre que baleó a un policía este domingo en Guaymallén.

Esto luego de que tras recibir pericias y testimonios, se confirmara que Zamora le robó el arma reglamentaria al auxiliar Ricardo Daniel Sosa, para luego cargarla y dispararle en una pierna.

Mientras tanto, la víctima continúa internada en el hospital Central, donde afortunadamente presentó una mejoría que lo hizo salir de terapia intensiva.

Según un parte médico, el efectivo permanece en sala común y en los próximos días sería dado de alta.

Las pruebas

Pirrello realizó, desde el momento del hecho, una serie de medidas que reconstruyeron en parte lo ocurrido este domingo por la tarde.

Las pruebas arrojan que cerca de las 13 ingresó un llamado al 911 para denunciar un hecho de violencia de género en un negocio de calle Adolfo Calle al 600 de Rodeo de la Cruz.

Hasta ese lugar llegó el auxiliar Sosa Morales, quien se encontró con una mujer de 35 años que se había encerrado en un local para defenderse de las agresiones de su pareja.

Los efectivos intentaron calmar a Zamora, pero lejos de logarlo este se introdujo en el negocio y ante la presencia de los uniformados comenzó a increpar y agredir a su pareja.

En ese momento los policías se abalanzaron sobre el hombre e intentaron sacarlo por la fuerza del inmueble.

Ya en la vereda y en medio de un forcejeo, Zamora le arrebató el arma al auxiliar y tras cargarla, le disparó en la pierna izquierda.

El agresor fue aprehendido por otros policías que ya habían llegado al lugar, mientras que Sosa Morales quedó gravemente herido y perdiendo muchísima sangre.

Con la confirmación que el hombre le disparó con intención al efectivo, la justicia entendió que fue un intento de asesinato y por lo tanto quedará detenido en la penitenciaría provincial.