Seleccionar página

La Sala Primera del máximo tribunal provincial rechazó la medida solicitada por la cámara que nuclea a las principales empresas inmobiliarias de la provincia.

Este miércoles se conoció el fallo mediante el cual la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, por voto unánime de la Sala I, rechazó el planteo formulado por la Cámara de Desarrolladores Inmobiliarios y las empresas Chatman, Dalvian, Mendoza Norte, Palmares Valley, GR Desarrollos Inmobiliarios, Arrabales, Las Moradas y Alto Las Heras, contra el Régimen de Autodeclaración instituido por la Ley de Avalúos de 2018.

La Justicia entendió que el sistema posee rango legal y que la ley sólo “impone la obligación de presentar una autodeclaración ante la Administación Tributaria Mendoza (ATM) respecto del valor de plaza de ciertos inmuebles allí especificados a los efectos tributarios correspondientes, con lo cual preliminarmente se observa que se ha respetado el principio de legalidad que rige en materia tributaria”.

Agregó que aun cuando la normativa cuestionada pudiera derivar en un aumento del Impuesto Inmobiliario de las parcelas abarcadas, ello no implica de por sí la existencia de confiscatoriedad.

Se trata de la segunda decisión judicial que rechaza planteos contra el autoavalúo. En junio pasado, el Tribunal de Gestión Judicial Asociada N°2 había rechazado una medida cautelar y acción preventiva que el diputado provincial Mario Vadillo había presentado en sentido similar.

El Régimen de Autodeclaración fue establecido por la Legislatura provincial en la Ley de Avalúos 2018 y se limita exigir del responsable la declaración del valor de mercado de los inmuebles más costosos, lo que puede cumplirse en forma totalmente digital. El objetivo es que los sujetos de mayor capacidad contributiva soporten una carga económica por el Impuesto Inmobiliario que tenga relación al verdadero valor de su propiedad.

Este sistema está enmarcado en el Consenso Fiscal firmado en 2017 entre la Nación y las provincias que permita continuar con la política de baja de la presión fiscal vinculada a los impuestos sobre las actividades económicas, como Sellos e Ingresos Brutos.

Otras provincias optaron por efectuar un fuerte revalúo de sus propiedades, como Córdoba o Buenos Aires, en que el Inmobiliario aumentó en promedio 56% en 2018, para todos los bonaerenses. Mendoza, en cambio, decidió un camino progresivo, comenzando por aquellos sujetos que posean inmuebles de mayor valor. Por eso, para 2018 la medida sólo alcanzó a menos del 1% de las parcelas.