Seleccionar página

El juez en lo comercial Javier Cosentino visitó ayer la planta de Oil Combustibles del Grupo Indalo, en la localidad santafesina de San Lorenzo, y hoy dictó la quiebra con “continuidad productiva” de la empresa.

Esta es una de las compañías del Grupo Indalo, propiedad de Cristóbal López y Fabián de Sousa

Oil Combustibles acumuló una deuda de 8.000 millones de pesos con la AFIP por no haberle rendido lo recaudado a través del impuesto a las transferencias de combustibles.

Esa deuda es investigada en el fuero federal, donde Cristóbal López y Fabián de Sousa se encuentran procesados y detenidos por supuesta defraudación al Estado.