Seleccionar página

La Cámara de Diputados convirtió hoy en ley por 125 votos contra 65 y 27 abstenciones la reforma del impuesto de bienes personales para aumentar la recaudación.

 

Establece un aumento de la tasa en forma progresiva, pero se exceptúa de ese gravamen a las personas que tengan una sola propiedad con un valor tope de hasta 18 millones.