Seleccionar página

La cúpula radical, con el jefe partidario y gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, a la cabeza, se reunirá mañana con funcionarios nacionales en la Casa Rosada, para “limar asperezas” y comenzar a delinear la estrategia electoral de Cambiemos para el 2019.

 

El cónclave, que en un principio se iba a realizar el miércoles pasado y que debió postergarse por la muerte del padre del gobernador Cornejo, significa el regreso de los radicales a Balcarce 50, luego de los chispazos producidos entre el Gobierno y la Unión Cívica Radical, que en su condición de aliado del oficialismo quisiera asumir un rol de mayor protagonismo en la toma de decisiones.

 

Previo al encuentro, previsto para las 20.30, el titular de la UCR, los presidentes de los bloques parlamentarios Luis Neidenoff (Senado) y Mario Negri (Diputados), y los gobernadores, Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes) tendrán un desayuno de trabajo en un hotel céntrico de esta Capital Federal.

 

Allí, los radicales ultimarán los detalles de la agenda de temas que llevarán a la mesa de diálogo con el Gobierno, informaron a Télam desde el Comité Nacional de la UCR.

 

Se espera, que como estaba previsto la semana pasada, sean de la partida, la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, el jefe del Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio y el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó.

 

Desde la sede radical de la calle Alsina, aseguraron que el encuentro se produce en un clima “más distendido”, luego de los cortocircuitos entre los socios mayores de la alianza, que integra también la Coalición Cívica-ARI.

 

El origen del enojo radical estuvo marcado por el acercamiento que tuvo el Gobierno con el Partido Justicialista en el Congreso para garantizarse la aprobación del Presupuesto 2019, pero detonó semanas atrás por la nueva composición del Consejo de la Magistratura, donde el oficialismo perdió los dos tercios de ese organismo.

 

“Ahora las aguas parecen más calmas”, aseguran en el Comité Nacional de la UCR. Las reuniones que en los últimos días mantuvieron Negri y Monzó por el llamado del Ejecutivo a sesiones extraordinarias y la cumbre del G20 ayudaron a aflojar las tensiones con el Gobierno, dijeron a Télam fuentes partidarias.

 

De hecho, el presidente Mauricio Macri aseguró hoy que el frente oficialista Cambiemos, está “sólido y trabajando como corresponde” y, si bien reconoció que “como seres humanos siempre puede haber enojos”, lo que predomina es “la responsabilidad”.