Seleccionar página

Pasaron 44 días desde que Esteban Andrada sufrió la fractura de su maxilar inferior en el partido ante Cruzeiro, por los cuartos de final de ida de la Copa Libertadores. Y ya prepara su vuelta. ¿Podrá estar en los dos partidos frente a River?

Este viernes, como viene haciendo desde el inicio de la semana, Andrada fue exigido en el campo de juego. Incluso empezó a tener contacto con la pelota y tuvo movimientos monitoreados por el cuerpo técnico. Pero el arquero tendrá una nueva consulta con el cirujano para saber por imágenes cómo está soldando el área.

Esteban Andrada acelera su regreso. (Foto: Prensa Boca).

Esteban Andrada acelera su regreso. (Foto: Prensa Boca).

En la cabeza de Guillermo no hay apuro. Espera que Andrada tenga el alta según los tiempos médicos. Sabe, además, que Agustín Rossi tuvo ante Palmeiras una serie en la que creció en confianza. Igual, las cosas están claras en la competencia interna: si Andrada está para jugar, será el titular.

Los tiempos están dentro de lo previsto. A la primera final el arquero llegaría con 52 días de rehabilitación. Pero él le ganó tiempo a ese proceso: a la semana de estar operado se entrenó en el gimnasio para no perder masa muscular ni potencia en sus piernas.

Andrada tendrá la semana que viene la primera exigencia fuerte con la pelota. Ya advirtió que no atajará con ninguna máscara pero buscan la manera de que tenga una mayor protección en la zona. De la resolución médica se pasará a la deportiva, no a la inversa.

En el cuerpo técnico sí consideran que Andrada puede estar a disposición para la segunda final, en Núñez. Para ese momento habrán pasado los dos meses que desde el inicio le fijaron como plazo a su regreso. Y algo más: el ex Lanús tiene una mayor experiencia en definiciones por penales.

Fuente:Clarin