Seleccionar página

Luego de estar internado en el Hospital Central, falleció Fernando Juncos, hijo del reconocido ex futbolista Luis “Chavo” Juncos, quien vistió las camisetas de Independiente, Gimnasia y Huracán.

Juncos murió, tras recibir un disparo en la cabeza en el interior del Barrio La Favorita, lugar donde su padre estaba al frente de una escuelita de fútbol donde intentaba sacar a los chicos del barrio de la calle.

El hecho ocurrió el sábado a la mañana cuando en el lugar habrían estado comiendo un asado y en un momento ingresó un sujeto quien por causas que se investigan efectuó disparos que dieron en la cabeza de Juncos.

Nano, como lo conocían todos, era hijo del Luis “Chavo” Junco, un volante emblemático de Independiente Rivadavia cuya carrera tuvo su gran esplendor a finales de los ’90 y principios de este siglo. Se retiró hace algunos años de las canchas mendocinas vistiendo la casaca de Huracán Las Heras, pero defendió los colores de varios clubes mendocinos en torneos de la Liga Mendocina y los antiguos regionales.

El Chavo conduce una Escuela Integradora de Fútbol en el barrio La Favorita, lugar de residencia de la familia Juncos, desde hace muchos años y donde los vecinos siempre han valorado su solidaridad. El ambiente del fútbol está de luto.