Seleccionar página

Según la Policía, el detenido, de 36 años, fue quien inició las llamas. La jefa de la Dirección de Asuntos Internos de la Policía pasó a disponibilidad a ocho policías.

José Sebastián Jabdor, de 36 años, murió este domingo a la mañana luego de prenderle fuego a la celda de la Subcomisaría 5ª de La Calera, donde fue detenido esta madrugada por averiguación de antecedentes y resistencia a la autoridad luego de protagonizar un disturbio en un salón de baile. Fuentes de la Policía sostuvieron que la víctima fue la que inició las llamas.

El hombre vivía en el barrio La Puntana, en la zona de acceso Viejo en la localidad de San Martín, Mendoza.

Según informaron desde la oficina de prensa de la Policía de San Luis, todo comenzó cerca de las 5:20 de la madrugada. “El hombre estaba en un baile en un salón de la localidad, que está ubicado a cincuenta metros de la comisaría del pueblo. Los organizadores le pidieron a los oficiales que retiraran al hombre porque estaba alcoholizado y molestaba a la gente. Los efectivos le dijeron que se fuera. Cuando lograron disuadirlo, comenzó a agredir a los dos policías que lo acompañaban. Trataron de reducirlo y se puso aún más agresivo así que lo cruzaron a la comisaría, lo palparon para buscarle algún tipo de armas y lo encerraron”, deslizó una fuente y siguió: “Luego de reducirlo, los efectivos salieron a un patio para recuperar el aliento y atender a uno de sus compañeros que fue golpeado por el detenido”.

El jefe de la Unidad Regional 5 (UR V), comisario inspector Sergio Elizondo, explicó que “al momento de la detención (Jabdor ) se encontraba en estado de mucha violencia, lo redujeron porque causaba disturbios en el salón de fiesta, ocasionándole molestias a una señora de la barra, por eso lo sacaron”.

Segundos más tarde de haberlo encerrado, los oficiales notaron que salía humo por la ventana de la celda. “Inmediatamente entraron para ver qué pasaba pero el fuego ya se había esparcido por toda la habitación; el humo no los dejaba respirar. Un vecino que estaba con ellos, en la puerta del salón, le quitó las llaves al efectivo y logró entrar para sacarlo”, explicó un informante.

En una ambulancia del centro de salud La Calera fueron trasladados César y Walter Moyano, dos vecinos del pueblo, que subieron junto al detenido y se dirigieron al Hospital San Luis. En otra subieron a Leandro Pereyra y a Marcelo Javier Garay, los efectivos que habían inhalado monóxido de carbono durante el rescate. Todos quedaron en observación, fuera de peligro.

Jabdor murió luego de arribar al hospital de la capital. “El paciente ingresó con el 90% de la superficie corporal quemada (de 2º y 3º grado) conjuntamente con lesiones en vías aéreas incompatibles con la vida y se realizó sedoanalgesia y, a los pocos minutos, falleció en el shock room”, detalló en un informe el director del Hospital San Luis, Leonel Anello.

La investigación quedó a cargo del juzgado Penal 1 de San Luis, a cargo de Marcos Flores Leyes.

Por su parte, la jefa de Asuntos Internos de la Policía, comisario mayor Mary Aguirre, dijo que a partir de lo ocurrido Asuntos Internos controló que las actuaciones sumariales se efectuaran en forma correcta y que le iniciaron un “sumario administrativo y cambio de situación de revista de 8 efectivos de servicio activo a situación de disponibilidad”