Seleccionar página

Lo que aparento no es lo que soy. Me pintaron como una loca y no lo soy. Se dicen mentiras y en realidad nadie sabe nada sobre mí”. Estas fueron las palabras que utilizó Nahir Galarza, la joven de 20 años condenada a prisión perpetua por matar a balazos a su novio Fernando PastorizzoPor primera vez habló desde la cárcel y negó lo que dicen sobre ella.

Si bien decidió callar sobre la madrugada del crimen, Nahir aseguró que Fernando “nunca” fue su novio y se quejó por la difusión que tuvo el caso.  Contó, además, que recibe “muchas cartas de muchos chicos y chicas” que le “mandan fuerzas”. 

“Me han demacrado en la televisión y en todos los medios. Se dicen mentiras y en realidad nadie sabe nada sobre mí. Yo no voy a minimizar, pero tampoco nadie conoce la verdad de la historia ni lo que pasó en estos años anteriores”, lanzó la muchacha.

Sobre el asesinato por el que fue sentenciada, Galarza negó su relación con Pastorizzo: “Más allá de que hayan caratulado la causa como homicidio agravado por el vínculo, la verdad es que nunca tuve novio. Ni Fernando ni nadie, más que nada porque yo nunca quise. Yo era de salir todos los fines de semana para disfrutar de la edad que tengo”.

Y siguió: “Lo que sí me molesta es que se haya fomentado odio hacia mí. Me molesta el fomento del odio hacia mí. Sí me molestó que no se hayan tomado el tiempo de venir a ver si era cierto todo lo que se decía”, siguió la joven, quien cree que esa percepción “influyó negativamente en la causa”.

Acerca de su personalidad, que fue detallada durante el juicio como compulsiva y carente de empatía, Nahir dijo: “Es cierto que aparento ser fría, como si no me importa nada, no lo voy a negar. Pero lo que aparento no es lo que soy. Lo primero que me dice la gente cuando me conoce es: ‘No sos como decían en la tele’, me lo dice todo el mundo. Me pintaron como una loca. Está bien, yo no voy a minimizar lo que pasó, pero tampoco nadie conoce la verdad de la historia ni lo que pasó en estos años anteriores”.

Tras pasar su primera semana en el penal de Paraná, a 350 kilómetros de su familia, Galarza comentó que está “mucho mejor”, según lo expresado en la entrevista que mantuvo con el portal entrerriano Ahora.

“Voy a seguir con la carrera de abogacía, también estoy haciendo psicología social. Yo quería rendir las materias libres, pero no se pudo. Acá hay una chica que se encarga de la educación y como yo le dije que quería seguir estudiando me va a averiguar y en un mes vamos a ver”, contó, sobre su futuro.

Por último, la chica de 20 años apuntó contra su manager Jorge Zonzini. “Es mentira que habla conmigo, es mentira que sabe sobre la causa, es mentira que sabe sobre el hecho, es mentira que me conoce. No puedo ni escuchar nombrarlo. Habla de mí como si hablara conmigo todos los días y nada que ver, es mentira”, aclaró.