Seleccionar página

El rescate de los chicos atrapados en una cueva no es el único caso que preocupa a las autoridades tailandesas. Dos barcos de turistas naufragaron este jueves cerca de la popular isla de de Phuket en medio de una tormenta que provocó olas de hasta 5 metros. Los cadáveres de 21 personas fueron recuperados y decenas de turistas siguen desaparecidos.

Uno de los barcos naufragados es el Phoenix PD Diving, una embarcación dedicada al buceo que llevaba a bordo 105 personas, principalmente pasajeros chinos, de las que 48 fueron rescatadas. El otro naufragio ocurrió en aguas de la isla de Mai Ton, al sureste de Phuket, corresponde al yate Sereneta con 42 personas a bordo, de los que 40 fueron rescatados y otras 2 están desaparecidas

Varios buzos que consiguieron llegar este viernes hasta el barco afirman haber visto “más de 10 cuerpos” en el casco de la sumergida embarcación, según indicaron fuentes navales tailandesas. Más de 50 ocupantes del barco siguen desaparecidos. De los 48 sobrevivientes, “once están heridos, dos en estado grave”, indicó el gobernador de Phuket.

“Concentramos la búsqueda en los desaparecidos del Phoenix. Tememos que hayan quedados atrapados en el barco pero espero que algunos puedan sobrevivir”, indicó el gobernador de Phuket.

El “Phoenix” regresaba de Koh Racha, otro lugar muy frecuentado por los turistas. Las autoridades de la isla habían emitido el miércoles un aviso de tormenta, por lo que ordenaron la apertura de una investigación sobre las razones por las que “la embarcación se hizo a la mar pese al aviso” de mal tiempo.

Phuket atrae a numerosos visitantes extranjeros, entre ellos, occidentales y turistas chinos, que constituyen el grueso de los 35 millones de personas que se espera que visiten Tailandia este año. Un total de 9,8 millones de turistas chinos visitaron Tailandia el año pasado