Seleccionar página

(Por Agencia)- De no creer lo que pasa en la Selección. Mejor dicho, es de creer pero es penoso, triste para una Selección que necesita refundarse desde ya. Y se sigue perdiendo el tiempo y encima con temas calientes. Porque este miércoles se volvieron a ver las cara Chiqui Tapia y Jorge Sampaoli, en Ezeiza: el técnico le avisó que daba marcha atrás a lo conversado el lunes, de dirigir el torneo Sub 20 de L’Alcúdia, y al presidente de AFA no le gustó nada.

Pero no sólo que no le gustó, sino que el ida y vuelta se puso caliente y levantó temperatura. Fue muy áspero el cruce entre el entrenador y el presidente de la AFA, quien pretendía que Sampa viajara con el Sub 20, a un torneo absolutamente menor. ¿Será porque el DT veía que los clubes no le iban a dar a todos los jugadores que pedía? ¿O se arrepintió? Por contrato no está obligado a ir, ya que él firmó como entrenador de la Selección Mayor, más allá de que su gente estaba a cargo del Sub 20.

Pasan las horas y la situación se pone cada vez peor. Con Daniel Angelici afuera (el presidente de Boca no quiere apurar la salida del DT), Tapia se cruzó feo con Sampaoli y la relación está cada vez más tensa. Sampaoli, con cuatro años más de contrato, sólo dará un paso al costado si lo echan; el asunto, no menor, es cómo arreglarían la salida en lo económica, teniendo en cuenta que la cláusula de salir ahora es muy alta y cambia sustancialmente después de la Copa América del año que viene.

Sampaoli resiste como puede, sabe que no lo quieren pero confía en su proyecto y está convencido de no dar un paso al costado más allá de que sepa que no lo quieren. Mientras tanto, andan cruzándose

Sampaoli cree que es una mancha para su carrera dirigir un certamen que no es reconocido por la FIFA, que se juega en césped sintético y en el que se pueden hacer ¡11 cambios! Pero entregó la lista de juveniles y le pidió a Tapia que lo eximiera de viajar a L’Alcudia. Chiqui se puso duro. Y el hombrecito se retiró del predio de Ezeiza con la certeza de que está atravesando sus últimas horas en la Selección.

“Esto es como curar una infección con una curita”, le dijo un allegado al entrenador a Clarín. El viernes llegará al país Fernando Baredes, abogado del entrenador, y empezarán a delinear los números de la salida. El operativo desgaste está teniendo éxito. A Sampaoli le rodearon la manzana para que dejara su cargo. Aunque el santafesino siempre dijo que pretende “una revancha”, los dirigentes nunca estuvieron dispuestos a dársela. Tampoco, a hacerse cargo de la millonaria cifra que desembocaría un despido ahora mismo: 8.624.000 dólares.

¿Cómo se juega y qué representa el torneo Sub 20 de L’Alcudia?
Sampaoli había dicho que el dinero no sería un problema. AFA quiere pagarle hasta fin de año, liquidar sus haberes y empezar a darle forma al proyecto de refundación. La negativa del técnico de viajar a España le daría argumento a Tapia para echarlo por “incumplimiento del contrato”. Una fuente de la calle Viamonte le dijo a Clarín: “Sampaoli es empleado de la AFA y si el presidente le dice que tiene que viajar a Valencia, va a tener que sentar el orto (sic) en el avión y volar a España”.

Jorge Sampaoli maneja ofertas para continuar su carrera en México, Estados Unidos o Costa Rica
Bajo esta coyuntura, está con un pie afuera. ¿O cambiará de parecer y aceptará cruzar el Atlántico y continuar con esta guerra que dejó de ser fría para entrar en su etapa más caliente? “Es muy inestable. Un día dice una cosa y otro día, otra. Es impredecible”, aseguran en la AFA. Habrá que ver si Sampaoli, como canta Pato Fontanet, su amigo y líder de Callejeros, dice “no escucho y sigo” o toma un nuevo rumbo, a esta altura, lo mejor que le puede pasar al propio técnico y a la Selección.