Seleccionar página

El entrenador de Alemania, Joachim Löw, sostuvo que su seleccionado no necesita a una estrella como Lionel Messi, el portugués Cristiano Ronaldo o el brasileño Neymar y que quedó demostrado con el título logrado en 2014.

“No necesariamente es una desventaja. Vivimos de nuestro juego, nuestra formación, nuestra mentalidad de equipo. Lo probamos en 2014. Cada uno en el equipo disfruta de una gran estima, no hubo egoísmos en exceso”, aseguró Löw.

Además, el técnico se refirió a la mala racha de resultados obtenidos por su equipo, que sólo logró una victoria en los últimos cuatro amistosos, antes del debut del próximo domingo frente a México.

“Ante Austria fracasamos, por ejemplo, en muchas pequeñas cosas, que hicimos mal con frecuencia. Si cometemos muchos pequeños errores seremos solo una selección del montón, que también puede perder ante Austria. No obstante, si aplicamos bien las cosas en detalle, somos uno de los favoritos. Tenemos puntos fuertes y somos un rival extremadamente incómodo”, reconoció.

“Si cometemos muchos pequeños errores seremos solo una selección del montón. Hay aún personas y puestos mucho más importantes que yo. Eso es algo que sé apreciar correctamente. Sin embargo, sé a qué se refiere. Durante cada competición nuestro equipo recibe un foco de atención especial. Se tiene la sensación de que todo el país está unido y busca alegrarse con la selección”, agregó.

Además, el técnico que derrotó a Argentina en la final de Brasil 2014 destacó que no siente “presión durante el mundial, porque no hay nada más bello” que ese tipo de torneo y que “al jugar a todo o nada” se siente “cargado de energía”.

Alemania tendrá a Corea del Sur y Suecia como los otros dos rivales de la zona.

“Sabía que algunos jugadores como Toni Kroos, Mats Hummels, Jerome Boateng, Thomas Müller, Sami Khedira, Mesut Özil y otros tienen posibilidades también de seguir evolucionando tras ganar el título en 2014. Estaba claro de que son el esqueleto, algo que necesitan los jugadores jóvenes”.