Seleccionar página

Luego de que causara en los últimos días la muerte de dos niños en la ciudad de Buenos Aires y más tarde la de otros dos en Misiones y Santa Fe, el estreptococo pyogene, una bacteria común en la población, sumó ayer una víctima más: un adulto de la ciudad de Pergamino, al que le provocó una neumonía fatal. Aun así las autoridades sanitarias llamaron a no alarmarse ya que no se trataría de un brote epidémico.

La quinta víctima fatal de una infección por estreptococo fue un hombre de 38 años residente en Pergamino que se hallaba internado por una neumonía en un hospital de esa ciudad. “El cuadro evolucionó en 48 horas en una infección generalizada que le produjo la muerte. Tanto en el estudio del líquido que se le extrajo de los pulmones como en el cultivo de sangre se encontró estreptococo pyogenes”, confirmó ayer Iván Insúa, director de Epidemiología del ministerio de Salud provincial.

Una de las cuatro víctimas previas, una nena de 7 años, si bien falleció en el Hospital Elizalde de la ciudad de Buenos Aires, también era bonaerense. “La chiquita no había tenido ningún cuadro previo que permitiera advertir la gravedad de la situación: debutó directamente con una infección generalizada”, detalló el funcionario provincial.

En el Hospital Elizalde falleció también un niño de 4 años de la ciudad de Buenos Aires. Luego se confirmarían otra dos muertes de nenas de 6 y 7 años en las ciudades de Posadas y Rosario.

Aunque cuatro de las cinco muertes por infecciones invasivas por estreptococo correspondieron a niños, éstos no constituirían precisamente el grupo poblacional de mayor vulnerabilidad. “En población pediátrica, las infecciones invasivas son menos frecuentes y de menor letalidad que en la población adulta”, explicó el responsable de Infectología en el ministerio de Salud.