Seleccionar página

Un menor de 8 años de edad, llevó un arma a la escuela. La tenía en su mochila. El caso se dio en el colegio Dolores de Bustos ubicada en la Isla del Río Diamante, en San Rafael. La criatura asiste al tercer grado de la primaria.

En el último recreo de la jornada escolar de ayer, un compañerito del niño que tenía la pistola, se acercó a la maestra para informarle la situación. La docente llevó al chico al aula y le preguntó qué tenía en la mochila.

“Lo noté nervioso” dijo la docente a los policías al narrar el episodio. Relató que el alumno, que cursa tercer grado, le dijo que su papá le “había guardado eso en la mochila” y en ese momento le pasó a la maestra “un estuche tipo riñonera de color negro con un arma de fuego en su interior”. Inmediatamente avisó al vicedirector del establecimiento y por protocolo llamaron al 911.

Al llegar la Policía constata que el arma era una pistola Browning 9 mm. Esa era justamente la que unos delincuentes le habían quitado a un oficial ayudante de la Policía en el mismo barrio, el 4 de diciembre pasado.

Una vez llevada a la comisaría, se constata que el arma estaba cargada. Contenía 10 municiones en su almacén cargador.

Llamados a declarar los familiares del niño, en la Comisaría 38, dijeron que “el domingo vino el primo del padre de visita, y es muy probable que él sea quien en un descuido dejó el arma en la casa”.

Si bien la madrastra del niño lo acompañó a las dependencias públicas que ahora se encargan de la contención suya y del resto de sus compañeros, la Justicia mandó a buscar al padre que se encontraría trabajando en Malargüe.