Seleccionar página

La boxeadora mendocina, radicada en Chile hace casi tres años, Yésica Marcos volvió a subirse al ring en busca de un nuevo título mundial (había sido campeona AMB y OMB), lamentablemente no pudo ante la francesa Segolene Lefebvre, quien retuvo el cetro supergallo de la WBF (World Boxing Federation) por puntos en fallo unánime.

Yésica Marcos volvía a subirse al ring a disputar un cetro mundial. Su primera vez peleando fuera del continente. Enfrente tenía una rival nada sencilla, ya que la francesa Segolene Lefebvre llegaba como invicta luego de diez combates. Aunque “El Bombón Asesino” lo hacía con mucha más experiencia 28 victorias, dos empates y una derrota (en su regreso de 2016, sufrida ante Marcela Acuña).

El combate disputado en Douai, Francia, tuvo a la defensora del título mundial supergallo de la WBF con mayor soltura y metiendo, por momentos, buenos golpes que consiguieron conectar con el rostro o el cuerpo de la mendocina radicada en Chile hace tres años. A Marcos se la notó algo retenida, lenta en el traslado y sin poder anticipar los golpes de “Majestic”, que dominó el pleito.

La francesa aprovechó un mejor alcance para golpear y alejarse, impidiendo el contraataque de la oriunda de San Martín. La boxeadora mendocino, que estuvo acompañada por Carolina “Krespita” Rodríguez e Ingrid Sepúlveda, consiguió conectar algunos golpes interesantes pero estos fueron bien asimilados por la gala. Así, luego de transcurridos los diez rounds, los jueces fallaron en favor de la local de manera unánime.

Esta significó la segunda derrota para Yésica Marcos sobre un total de 32 combates. Ahora habrá que esperar al retorno a Chile y al análisis que puedan hacer sobre la pelea para poder tener mayor certeza respecto a lo que sigue para “El Bombón Asesino”, que con 32 años aún piensa en volver a los primeros planos del boxeo mundial y revalorizar su carrera.

Fuente: Soy del Este