Seleccionar página

El estallido se registró en una panadería ubicada en el distrito comercial de la capital francesa. Los primeros indicios apuntan a una fuga de gas. Cientos de bomberos acudieron a la zona para atender la emergencia. Hay más de 30 heridos.

Al menos dos personas murieron en el centro de París a raíz de una explosión registrada en una panadería, en el distrito 9 del centro-norte de la capital francesa.

La cifra de fallecidos fue confirmada por el ministro del Interior, Christophe Castaner, quien especificó que eran bomberos. Además, agregó que hay 12 personas en “urgencia absoluta” y otras 37 tienen heridas leves.

Previamente, el vocero del Departamento de Bomberos de París, Eric Moulin, había informado que al menos 36 personas resultaron heridas por la explosión, 12 de ellas de gravedad. Entre ellas, 5 se encontraban en estado crítico, incluyendo a los dos bomberos luego fallecidos.

El estallido se registró alrededor de las 09:10 (hora local, 08:10 GMT) y ocurrió luego de que se iniciara un incendio. Según los primeros indicios, el motivo sería una fuga de gas. Alrededor de 200 bomberos intervinieron en las tareas de sofoco del fuego.

Dos helicópteros de asistencia aterrizaron en la cercana Place de l’Opera para evacuar a las víctimas. También se acercaron al lugar el primer ministro francés, Edouard Philippe, y el fiscal de París, Rémy Heitz.

Precisamente, Heitz reforzó la teoría de un “origen accidental”, aunque pidió ser “prudentes” hasta que se esclarezcan las causas.

“Primero hubo una fuga de gas y llegaron los bomberos para atenderla. Después se produjo la explosión que provocó el incendio consiguiente”, explicó.

Testigos advirtieron que la fuerte explosión provocó varios daños materiales

La fuerte explosión estremeció edificios a cientos de metros de distancia y provocó daños materiales en algunos comercios, incluyendo roturas en la planta baja de un edificio en la calle Trévise, en el distrito comercial de Grands Boulevards.

A raíz de la explosión, una densa columna de humo se apoderó de la zona, la cual cuenta con importantes atracciones turísticas como el Museo de Cera Grévin o el teatro de variedades Follies Bergeres. Asimismo, es un área de hoteles, por lo que varios turistas salieron de sus alojamientos para alejarse del lugar.

Según los testigos, el estruendo resultó abrumador y algunas personas se espantaron al quedar atrapadas en los edificios cercanos. Rápidamente, los bomberos acudieron a la escena para enfrentar la situación y también se vio en las cercanías un vehículo de la compañía de gas GRDF.

“Todas las ventanas de nuestro apartamento estallaron, todas las bisagras de las puertas que estaban abiertas saltaron, para salir de mi habitación tuve que caminar sobre la puerta, los niños estaban muy asustados, no podían salir de su habitación”, contó a la agencia AFP Claire Sallavuard, que vive en el edificio en el que está la panadería.

Un testigo ocular que se alojaba en un hotel cercano dijo que vio un enorme incendio en el edificio que fue destruido por la explosión. “Había vidrios rotos por todas partes, los escaparates de las tiendas se apagaron y las ventanas se rompieron hasta el tercer y cuarto piso”, explicó David Bangura, de 38 años, a la agencia Reuters.

“Estábamos durmiendo cuando escuchamos un ruido, pensamos que era un terremoto”, dijo a la agencia AFP una adolescente que vive en una calle cercana. “Bajamos y vimos un edificio en llamas”, añadió su hermano.

La explosión se registró al mismo tiempo que las calles de París están plagadas de fuerzas de seguridad a causa de una nueva protesta del movimiento de los ‘chalecos amarillos’.