Seleccionar página

El seleccionado de fútbol de Brasil, anfitrión y con la baja sensible de su máxima estrella, el delantero Neymar, se medirá hoy con Bolivia, en el partido que iniciará la 46ta. edición de la Copa América de fútbol.

El encuentro del grupo A se jugará desde las 21.30 en el estadio Morumbí de San Pablo y contará con una terna arbitral argentina: Néstor Pitana, de juez principal, y Hernán Maidana y Juan Pablo Belatti, como asistentes.

Tan cierto es el golpe que significó la baja de Neymar (se lesionó los ligamentos del tobillo derecho en un partido de preparación ante Qatar) como el favoritismo de Brasil, que siempre que organizó la Copa América salió campeón: 1919, 1942, 1949 y la última en 1989, hace 30 años.

La «canarinha» suma ocho títulos continentales, el último en 2007, y ahora apelará a nombres como los de Phillipe Coutinho, Fernandinho, Casemiro, Dani Alves, Arthur (que está golpeado y al que el entrenador espera para el segundo cotejo) y Firmino para sumar su novena estrella sudamericana.

Enfrente, en este apertura del campeonato, estará Bolivia, sin rumbo desde hace varios años: con un único título en su historia (1963), su herramienta de hoy será «jugar con la desesperación» del local en la medida que no alcance el gol, como dijo su arquero Carlos Lampe, ex Boca Juniors.

Comentá la Nota

comentarios