El tiempo - Tutiempo.net

Las asunciones a Gobernador de Mendoza desde 1983

Dic 9, 2019

Cada traspaso de mando tuvo sus características. Militancia, banderas, los distintos escenarios y todo el color a través de la historia.

Desde la asunción al cargo de Gobernador de la Provincia de Santiago Felipe Llaver, en 1983, hasta la entrega de mando de Arturo Lafalla a Roberto Iglesias, en 1999, el acto del Ejecutivo se realizó en la Sala de la Bandera de
los Andes (actual Salón Patricias Mendocinas), ubicada en el 4º Piso de la Casa de Gobierno.

Para evitar la superposición del acto provincial con la asunción del Presidente de la Nación y para permitir la participación popular en la celebración, tanto la jura de las autoridades en la Legislatura como la entrega del bastón y banda, la presentación de los ministros de la nueva gestión se realizó en distintas fechas, días antes o después del 10 de diciembre.

La tradición cambió a fines de los 90. El traspaso de mando del Gobernador Lafalla a su sucesor, Roberto Iglesias, se hizo por primera vez en la explanada de la Casa de Gobierno sobre la calle Virgen del Carmen de Cuyo.

Al aire libre, en horas de la tarde, la amplitud del sitio permitió que se congregaran, además de autoridades y familiares de quienes iban a ocupar los ministerios del nuevo gobierno, cientos de mendocinos para celebrar la llegada del Gobernador radical que asumiría luego de 3 gobiernos justicialistas consecutivos.

Clima, aplausos y otras perlitas históricas de los actos reflejados en los medios locales

Una recopilación de las noticias del día refleja “el color” de momentos ocurridos entre 1983 y 2019.

En la asunción de Llaver, se destacó la juventud “bulliciosa” que llevaba banderas argentinas, boinas blancas y otros emblemas radicales, además de elementos de percusión que hicieron sonar en los intervalos. La crónica resalta
también que el acto fue transmitido por Radio Nacional y por la red de emisoras locales.

El acto que llevó a José Octavio Bordón a ser gobernador comenzó minutos después de las 13. Las noticias del momento describen el ambiente como sofocante y repleto. Así estaba la Sala de la Bandera de los Andes, que en ese
momento se ubicaba en la Casa de Gobierno (hoy está enfrente en su propio edificio, el Memorial de la Bandera). A la temperatura estival se sumaba la numerosa cantidad de luces de las cámaras de televisión que cubrían el acto.
En 1991, por primera vez, se dispusieron espacios para la prensa y el público en general, en la explanada de la Casa de Gobierno.

A las 19.30 del miércoles 11 de diciembre de 1991, Rodolfo Gabrielli subía las escaleras para recibir el bastón de mando de manos de Bordón, con una temperatura más fresca que en la asunción anterior. Los discursos de Bordón y de Gabrielli fueron interrumpidos varias veces por aplausos, situación que se repitió con los flamantes ministros.

¿TAL VEZ TE INTERESE?  Alertas por tormentas fuertes en el centro, oeste y litoral del país

Lafalla juró como gobernador en el cuarto piso de la Casa de Gobierno, sede de la Gobernación. El Salón Patricias Mendocinas fue el escenario para designar formalmente a su gabinete rodeado de los retratos de las mujeres que
acompañaron a San Martín en la Gesta Libertadora. Un clima de euforia y naturalmente cálido acompañaba la pasión de los jóvenes que integraron el gobierno de Lafalla y participaron del acto de asunción.

La primera asunción en la explanada tuvo como protagonista a Roberto Iglesias, quien tomó el bastón de mando de manos de Arturo Lafalla. Iglesias reforzó el concepto de la responsabilidad de los destinos de la provincia para
asegurar la institucionalidad por parte del Gobernador en relación con la alternancia de los colores políticos y el respeto por la investidura. Para el momento, se montó un imponente escenario con luces y colores, sumamente
innovador, pero a la vez se ofreció una ceremonia sencilla.

Julio Cobos entregó el poder de la Provincia un día antes para asumir como vicepresidente al día siguiente. La asunción fue similar a la de Roberto Iglesias, emotiva y ecuménica. Participaron todos los credos en un escenario de
similares características y dimensiones que el de la asunción de Iglesias. Era la primera vez, después de la democracia, que un radical entregaba el mando de la Provincia a otro radical.

Celso Jaque tomó el mando en un día caluroso y con un sol radiante. Aproximadamente unas 2.000 personas presenciaron el acto de asunción. Muchas llegaron de Malargüe, el departamento del cual es oriundo el ex Gobernador. En la bendición ecuménica participaron distintos credos.

La asunción de Francisco Pérez se realizó en el salón Patricias Mendocinas y la jura de los nuevos ministros, así como el discurso del Gobernador Alfredo Cornejo, se realizó nuevamente en la explanada de la Casa de Gobierno. Desde las 4 de la tarde, comenzaron a llegar los primeros mendocinos, llenando de a poco cada uno de los puestos designados para apreciar el acto y preparando el clima festivo. Además de los simpatizantes, más de 1.600 invitados dieron su apoyo al nuevo mandatario.

Reflectores violetas iluminaron el contorno y las columnas del palacio de la Casa de Gobierno. Hubo drones y lenguaje de señas, dos de los rasgos de color y de integración de este acto colmado de militantes.

Comentá la Noticia

comentarios

NOTICIAS MÁS LEÍDAS