Seleccionar página

Durante la entrega de viviendas en el barrio Puertas Abiertas de Guaymallén, Damián Salamone afirmó que la falta de pago de las cuotas se redujo 30%. Del acto también participó el Gobernador Alfredo Cornejo, quien destacó la importancia de la actualización de las cuotas por inflación e ingresos.

El Gobernador Alfredo Cornejo, junto al titular del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), Damián Salamone, y el intendente de Guaymallén, Marcelino Iglesias, entregaron 78 viviendas del barrio Puertas Abiertas, en carril Godoy Cruz y Los Narcisos, Rodeo de la Cruz, Guaymallén.

Luego del corte de cinta, el Gobernador Cornejo afirmó: “Felicito a todos los adjudicatarios, estas casas tienen un valor que ronda el millón y medio de pesos y el 80 por ciento de la población no puede acceder por su cuenta sino que necesita financiamiento del Estado. Para eso, quienes gobernamos tenemos que organizar bien los recursos y eso antes no sucedía. Un barrio se termina en 15 meses aproximadamente, siempre y cuando el IPV administre bien sus recursos y pague a tiempo a las empresas y les exija precio y calidad”.

“Además, es importante que la cuota esté actualizada y que los adjudicatarios cumplan con sus pagos. Si este circuito funciona, vamos a poder hacer casas para las generaciones futuras. Antes los barrios se llegaban a demorar 9 años para estar terminados, eso era ineficiencia y no tenemos que volver a eso. Hoy todas las viviendas tienen un presupuesto y se llama a licitación de forma inmediata. Hemos sacado muchos barrios adelante y hemos venido a reparar errores sistémicos y ajenos”, agregó el mandatario.

Respecto del circuito virtuoso al que hace referencia el Gobernador, sostuvo: “Les digo a los ciudadanos que deben exigirle a sus gobernantes que administren bien los recursos porque es el dinero de todos los mendocinos y que no se presten a la demagogia del bajo precio de las cuotas porque eso perjudica a todos. Nosotros hemos armado un sistema sensible que se ajusta por inflación y por ingreso familiar”.

“Tenemos 60 mil personas que están esperando casas, es mucho lo que hemos perdido por muchas administraciones pero si mantenemos este sistema por mucho tiempo, vamos a poder hacer más de 3 mil casas por año y así ir cubriendo este déficit. Estamos generando las condiciones para que cada persona con su esfuerzo pueda crear un hogar y progresen”, finalizó el mandatario, para luego hacer la entrega de llaves, carpetas y posterior recorrida por las viviendas.

Reducción de morosidad

Salamone, a su turno, explicó respecto de la transparencia del IPV: “Precisamente hoy estamos teniendo una auditoría de las ISO 9000 en los procesos licitatorios. Tenemos la voluntad política de certificar el  proceso licitatorio de principio a fin para hacerlo lo más transparente posible y para que sea totalmente auditable”.

En ese sentido, continuó: “Hemos tomado decisiones muy importantes al principio de la gestión como para poder abrir más el universo para un competencia más clara en cuanto a la calidad y cantidad de empresas que compiten”.

“En cuanto a la morosidad, hemos reducido respecto al año pasado un porcentaje mayor al 30%. Los resultados se ven en materia de recupero y de saneamiento, la morosidad crónica que sufría año tras año el IPV”, aseveró el titular del Instituto Provincial de la Vivienda.

El funcionario asimismo destacó: “Los indicadores dan satisfactoriamente, lo que nos da mucho más fuerza para mejorar los resultados”.

Respecto de los trabajos y entregas futuras, Salamone adelantó: “Va a haber 20 entregas antes que termine la gestión. Hemos logrado que proyectos nuevos se terminen mucho antes de lo planeado”.

Siguiendo esa línea, ejemplificó: “Este proyecto empezó en 2014 y se entrega en 2018, empezamos y terminamos obras en menor plazo del contrato”.

Para finalizar, destacó: “Este es el sistema de vivienda que queríamos imponer. Por suerte, todo proyecto nuevo viene saneado desde lo financiero y lo técnico, lo legal y lo social. Empezamos a tener entregas que cumplen lo planificado y contractual”.

Trabajo conjunto

Sobre el final, el intendente Marcelino Iglesias indicó que “al iniciar la gestión este barrio estaba paralizado. Tuvimos que relicitarlo. Afortunadamente, una buena empresa constructora tomó a su cargo la terminación y en el tiempo previsto se realizó”.

El intendente agregó que “ningún Municipio puede hacer la tarea si los vecinos no colaboran, fundamentalmente, con un aspecto clave, como lo es la limpieza. Por eso hemos colocado contenedores en el barrio. Todos los días pasarán los camiones para recolectar los residuos. Tenemos que trabajar juntos”.

Características de las viviendas

La construcción de las viviendas es de tipo tradicional, con fundaciones conformadas por zapata corrida superficial, sobre terraplén compactado y vigas de hormigón armado. La mampostería portante es de ladrillones cerámicos y estructura de hormigón armado según cálculo.

La cubierta de techo, es de losa alivianada con viguetas, elementos cerámicos y capa de compresión de espesor 5 cm y armadura malla diámetro de 6 mm c/25 cm con sus correspondientes vigas de cálculo, aislación térmica (poliestireno expandido en planchas) y aislación hidrófuga (membrana asfáltica con aluminio gofrado de primera marca).

Las paredes exteriores están terminadas con revoque grueso fratazado y pintura látex exterior. En el interior, la terminación de muros es con yeso y pintura látex interior. Las unidades cuentan con revestimiento cerámico en el baño hasta una altura de 2,10 m y en lavandería y cocina hasta 0,60 m por encima de la pileta de lavar y mesada respectivamente; piso cerámico en el interior de la vivienda y zócalos cerámicos. Mesada de granito apoyada sobre soporte metálico de caño estructural y pileta de acero inoxidable en cocina. Baño completo con artefactos inodoro, bidet, lavamanos y accesorios de loza, pileta de lavar en PVC y cada elemento con su grifería completa correspondiente. Instalación eléctrica con cableado, llaves, tomas, tablero eléctrico completos (sin cableado de telefonía y TV y pilastra de hormigón armado con tablero general y puesta a tierra.

Provisión de agua a la casa por medio de red distribuidora y la instalación interna de gas de cañería epoxi desde red de gas natural, con tres bocas (para calefón, cocina y estufa).

Carpintería de aluminio en ventanas, mientras que en puerta ventana de cocina y puerta de ingreso con marcos de chapa nº18 y hojas de chapa inyectada con poliuretano. Las puertas interiores son puertas placas de madera y marco chapa (dormitorios y baño). Pintura esmalte sintético en marcos y hojas de puertas. Los desagües cloacales domiciliarios son a pozo absorbente y cámara séptica, dado que en la zona no se contaba con factibilidad de cloacas por parte de AySam.

El barrio cuenta con red eléctrica y alumbrado público, desde donde se tomará la alimentación domiciliaria a través de las pilastras a cada vivienda.

El proyecto original disponía de 78 viviendas tipología IPV 7, sin contemplar viviendas tipo IPV7D (discapacitado). Sin embargo, a pedido de Gestión Social surge la necesidad de adaptar tres viviendas para uso de personas con discapacidad motriz. Dado el avance de la obra recibir este requerimiento, se hicieron adaptaciones tales como modificación de ancho de puertas, colocación de accesorios y artefactos especiales para discapacidad motriz.

Obras de Urbanización e Infraestructura

Cordón, banquina y cuneta y calles enripiadas, red de agua, gas natural, red eléctrica y alumbrado público, desagüe cloacal a pozo séptico.

Comentá la Nota

comentarios