Seleccionar página

Tres argentinos ya salieron a la cancha en el arranque del Abierto de Australia. Y tuvieron desenlaces diferentes. En el primer turno, Guido Andreozzi perdió con el italiano Stefano Travaglia por 6-7 (3), 6-2, 6-3 y 6-2 y dijo adiós en Melbourne Park. Un rato más tarde, Diego Schwartzman (máximo favorito albiceleste) superó al alemán Rudolf Molleker y se metió en la segunda ronda del primer Grand Slam de la temporada.

El último en debutar fue Federico Delbonis, que cayó frente al australiano John Millman por 6-3, 3-6, 7-6 y 6-2.

Schwartzman, que después de llegar a las semifinales en Sydney subió al 16° puesto del ranking ATP, no pasó sobresaltos ante Molleker (206), al que derrotó por 6-1, 6-3, 4-6 y 6-0, en una hora y 47 minutos de acción.

El Peque es la principal carta argentina en Melbourne Park, tras la baja de Juan Martín del Potro (5), que reajustó su calendario porque no está plenamente recuperado de la fractura de la rótula de la rodilla derecha (regresará al circuito en Delray Beach, a mediados de febrero).

La actuación del “Peque” cumplió con los pronósticos. Apenas se vio sorprendido en el décimo juego del tercer set, cuando cometió una doble falta y le cedió el único quiebre del parcial a su joven rival (18 años) para el 6-4.

Ese traspié, sin embargo, quedó rápidamente en el olvido, con un contundente 6-0 en el cuarto set para avanzar a la segunda ronda, en la que enfrentará a Denis Kudla. El estadounidense (62) revirtió el partido ante el australiano Marc Polmans (170) para imponerse por 5-7, 1-6, 6-2, 6-3 y 6-2, en tres horas y tres minutos de juego.

Este martes debutarán Leonardo Mayer (53), ante el chileno Nicolás Jarry (45), y Guido Pella (65), con el portugués Joao Sousa (44).