Seleccionar página

(Por Agencias) – Por primera vez desde comienzos de octubre, cuando el Banco Central implementó el esquema de flotación del dólar entre bandas, la moneda estadounidense perforó el piso por lo cual habilitó a la entidad a intervenir en el mercado cambiario mediante compras para recomponer el valor del billete verde. Como contrapartida, la autoridad monetaria deberá emitir pesos que luego tendrá que absorber con la tasa de interés que pague en la licitación diaria de las Leliq.

Este martes cuando abra el mercado de cambios el dólar mayorista tendrá un valor de $37,30. El esquema de actualización diario de las bandas de flotación del tipo de cambio marcan que la zona de intervención del Banco Central comienza cuando el dólar tiene un costo menor a $37,31. Por lo que técnicamente estará habilitado para salir al mercado.

El acuerdo firmado en octubre con el Fondo Monetario Internacional, que fija las condiciones bajo las cuales el Gobierno puede actuar respecto al tipo de cambio, explicitó que ante escapadas del dólar hacia arriba o hacia abajo de la banda de flotación, la autoridad monetaria podría vender (si superaba el techo) o comprar (si perforaba el piso) dólares.

De esa forma, en casos disruptivos, el organismo encabezado por Guido Sandleris podría salir a ofrecer dólares y calmar la demanda, o bien adquirirlos, como podría hacer hoy, para evitar una apreciación mayor del peso.

En diciembre el directorio del Banco Central comunicó que su protocolo ante bajas del dólar pasaría a incluir compras por hasta 50 millones de dólares diarios, cuando el pacto rubricado con el FMI preveía originalmente 150 millones.