El tiempo - Tutiempo.net

«No salgo ni muerto», la inmortal frase del «Tata» Brown

Jun 29, 2020

De esa forma se expresó el «Tata» Brown al recordar la final de la Copa del Mundo en México ´86 cuando decidió seguir jugando a pesar que le «habían roto» el hombro con un terrible cabezazo. «No saldo ni muerto», le dijo al médico del entonces médico de la Selección Argentina de Fútbol cuando lo revisó tras la lesión.

Jugó todo el partido con «el hombro roto»

El fútbol argentino extraña a uno de sus defensores más correctos y humildes, en los momentos donde el error debe ser mínimo.

Seguramente sea la mejor forma de resumir lo que fue José Luis Brown en la Selección Argentina de Fútbol, siendo el responsable del primer gol en la final de la Copa del Mundo de México 1986, en donde la selección argentina se consagró campeona del mundo tras vencer por 3 a 2 a Alemania, un día como hoy hace exactamente 34 años.

Nacido en Ranchos, localidad ubicada en la provincia de Buenos Aires el 11 de noviembre de 1956, Brown se inició en Estudiantes de La Plata en 1974, donde jugó hasta el año 1983.

Atlético Nacional de Medellín, Boca Juniors, Deportivo Español, Stade Brestois de Francia, Murcia de España y Racingfueron los clubes donde pasó el histórico defensor a lo largo de su carrera. 

Falleció el 12 de agosto del año pasado, provocando un profundo pesar y un gran homenaje por parte de todos los actores del fútbol argentino.

Brown fue el engranaje fundamental en la defensa de la selección argentina campeona del mundo junto a Oscar Ruggeri, campeona del mundo en el mundial de México 1986 de la mano de Carlos Bilardo en la conducción técnica. El “Tata” se convirtió en pieza fundamental en el último instante, debido a la lesión que marginó del torneo a Daniel Passarella en las horas previas al duelo con Corea del Sur.

Confirman que Carlos Bilardo tiene coronavirus

Con Estudiantes de La Plata consiguió dos títulos: el Metropolitano de 1982 y el Nacional de 1983, lo que le valió la convocatoria de Carlos Salvador Bilardo para el proceso que a fin de cuentas trajo la segunda copa mundial al territorio nacional.

En la previa a la Copa del Mundo, Brown se rompe los meniscos y los ligamentos cruzados de su rodilla. Pese a quedar libre de Deportivo Español, Bilardo nunca dejó de confiar en él. La salida de Daniel Passarella del equipo, permitió su inclusión a último momento para encarar el debut en el mundial ante Corea del Sur. El “Tata” fue uno de los estandartes del equipo, disputando todos los encuentros del campeonato.

“No salgo ni muerto”

El 29 de junio de 1986, Argentina se dirimía ante Alemania el título de campeón del mundo en el Estadio Azteca del Distrito Federal de México. En este encuentro, a los 23 minutos del primer tiempo, José Luis Brown conecta un excelente centro de Jorge Burruchaga y marcó de esta manera, su único gol en 36 partidos con la camiseta de la selección: en una final de Copa del Mundo.

El poderío argentino aéreo

Tras esta acción, en el segundo tiempo, el seleccionado alemán (que ya perdía 2 a 0 tras el gol de Valdano a los 10 minutos del segundo tiempo), comenzó a tirar centros a mansalva, aprovechando el poderío aéreo para intentar igualar el partido, algo que logró a diez minutos de final.

En medio de estos sucesos, un grave choque con un jugador alemán diezmó a Brown, que tras ser atendido decidió continuar en el campo de juego, agujereándose la camiseta y colocando su dedo para inmovilizar su hombro derecho, que le trajo dolores hasta sus últimos años de vida.

De esta manera, condicionado físicamente, José Luis Brown se probaba el traje de héroe en aquella conquista histórica de la cual hoy se cumplen 34 años. Su acto heroico aquella tarde, fue el homenaje post-mortem de todos los capitanes del fútbol argentino para un hombre que, con un aspecto humilde y con limitaciones futbolísticas, tocó el cielo con sus manos.

Por lo tanto, algo que engrandece su sentido de pertenencia con la camiseta argentina, es el acompañamiento al plantel en el Mundial de Italia 1990, pese a no estar convocado.

Sin embargo, en aquella copa, José Luis fue sparring del plantel que alcanzó el subcampeonato mundial, tras perder la final ante Alemania en el Olímpico de Roma. Toda su disposición, por la camiseta argentina.

Fueron 24 selecciones las que acudieron al torneo y 52 partidos celebrados, al igual que en el mundial anterior, España 1982

José Luis Brown, junto a Nery Pumpido, tras vencer a Inglaterra en los cuartos de final de México 1986.
José Luis Brown, junto a Nery Pumpido, tras vencer a Inglaterra en los cuartos de final de México en 1986.

José Luis Brown se convirtió en el segundo jugador en la historia de la Copa del Mundo en ser campeón como jugador libre. Deportivo Español lo dejó sin contrato en la previa de la Copa del Mundo. El Real Murcia pagó por sus servicios 18 millones de pesetas de 1987.

Continúa la novela en Boca, ahora Jorge Bermúdez atacó a Tevez

Comentá la Noticia

comentarios