Seleccionar página

Iván Keim tiene 32 años y siempre soñó con actuar en la Fiesta Máxima de los mendocinos. Es hijo de la directora de la ceremonia, Alicia Casares, y vive uno de sus mejores momentos profesionales.

Iván Keim fue el invitado especial de la Fiesta Nacional de la Vendimia 2019. El destacado bailarín es hijo de la directora del acto central, Alicia Casares, y tuvo la responsabilidad de subir por primera vez al teatro griego Frank Romero Day.

En diálogo con Canal 9, el bailarín contó cómo es la experiencia de ser figura principal en la fiesta máxima de los mendocinos. “Desde que se ganó el concurso ya me habían informado y estoy entrenando desde octubre para el personaje y en diciembre aparecieron los materiales. Por video, videollamadas íbamos trabajando la parte de danza, actoral, la parte de texto, la parte aérea, porque es un personaje con una complejidad muy grande. Es una responsabilidad pero que se siente como felicidad aunque también pesa en los hombros porque después de estar tanto tiempo afuera trabajando en otros lugares volver por la puerta del Frank Romero Day son palabras mayores”, admitió el bailarín.

Cabe destacar que Iván ha participado en doce vendimias departamentales de nuestra provincia.

“Empecé con las vendimias en 1995, era un niño actor y trabajé hasta 2004 en todas las vendimias departamentales de Godoy Cruz porque en la central era menor y me fui a los 17 años a estudiar a Buenos Aires y lamentablemente perdí el contacto para trabajar en Vendimia porque empecé a trabajar desde muy temprano en Buenos Aires en teatro y televisión», añadió.

«Las vendimias centrales las he compartido por mi madre y mi padre que han trabajado como actores en la fiesta y he estado detrás de bambalinas y compartido el mundo de Vendimia pero es cierto que entrar al escenario del Frank Romero Day será un sueño cumplido», valoró.

Finalmente el artista expresó qué es para él esta experiencia: “Significa volver a la raíz, a mi origen, mi ciudad, mi tierra, un honor representar la Vendimia, a mi tierra, ser parte de esto que es lo que he vivido desde que tengo uso de conciencia”.

Como broche de oro, dio un adelanto de lo que será su actuación: “La obra tiene un color teatral fuerte, hay una historia fuerte entre tres o cuatro personajes, entre José y Mariela que se enamorarán y este personaje mágico que es el Tejedor de Destinos que jugará a unir y separar sus hilos como si tuviera el poder de unirlos y separarlos”.

Comentá la Nota

comentarios