El tiempo - Tutiempo.net

La historia de la primera bandera

Jun 20, 2022

La inspiración que se le endilga a Manuel Belgrano respecto a la confección de la bandera argentina tiene una historia sobre su origen y señala directo a una mujer.

Detrás de cada objeto hay una gran historia por contar y cuando -además- hablamos de los símbolos patrios, se mezcla nuestro folclore, lo que durante generaciones enteras nos enseñaron en el colegio y esas narrativas que se transmiten del ‘boca a boca’ y crean su propia mística.

Por suerte -y sobre todo en los últimos años- existe un gran movimiento que nos invita a revisitar aquellos hechos y propone tener una mirada mucho más amplia sobre sus protagonistas: quiénes estuvieron involucrados, a quiénes se los invisibilizó o quiénes son esos personajes que el propio paso del tiempo olvidó y dejó atrás.

El origen de la bandera argentina no es la excepción a la regla y hoy, como todos los 20 de junio, el Día de la Bandera nos permite volver a aquella historia y revisitar la figura de María Catalina Echevarría.

La historia de la primera bandera

Conocer un poco más de María Catalina

María Catalina nació en Rosario en 1788 y quedó huérfana de chica, momento en que fue adoptada por la familia Tuello. En 1810, con solo 22 años, se casó con Manuel Vidal (de quien, como era costumbre en la época, adoptó el apellido) y con quien tuvo solo una hija: Natalia Vidal de Fernández. Después de enviudar, se mudó a San Lorenzo (Santa Fe), ciudad en donde falleció en 1866 con 78 años.

Desde su relación con Belgrano hasta por qué terminó como responsable de esta tarea

Todos los 20 de junio se conmemora al creador de la bandera, Don Manuel Belgrano, ya que él fue quién la ideó, sin embargo -y como podemos imaginar- no fue quien la confeccionó. Es en esta parte que el nombre de María Catalina Echevarría empieza a tomar relevancia ya que fue la responsable de la tarea debido a sus conocimientos en las labores de costura.

La historia de la primera bandera

La historia cuenta que Belgrano no solo hospedaba en su hogar a la familia Echevarría, sino que también era un gran amigo del hermano de María Catalina, Vicente (encargado de una misión diplomática en Paraguay). Fue desde esa misma casa en donde el prócer argentino comandó y organizó las tareas de fortificación, además de inaugurar las baterías de la independencia y libertad de la nueva nación.

La confección de la bandera argentina

Tomando las primeras telas de seda del almacén de su propia familia, María Catalina Echevarría cofeccionó la bandera argentina junto a dos vecinas (de quienes no se conoce el nombre) y siguiendo las directivas de Belgrano. La tarea les llevó cinco días y se cree que utilizaron hilos de oro ya que eran de color dorado brillante.

Una vez terminada, la bandera fue jurada a finales de febrero de 1812 y la labor de María Catalina no quedó ahí: además de ser la responsable de llevar el nuevo símbolo patrio a las orillas del río Paraná, Belgrano la instó a quedarse a la ceremonia (un evento en lo que las mujeres de la época no solían participar).

Comentá la Noticia

comentarios