El tiempo - Tutiempo.net

La Justicia de Familia le sigue fallando a los mendocinos que la requieren

Oct 14, 2021

Por Andrea Raquel Jara para Contexto Parlamentario / Por fallas en el sistema, el fuero de familia de la justicia mendocina continúa siendo inaccesible para los usuarios, por ello un grupo de profesionales están reclamando para que las autoridades de la Suprema Corte tomen las riendas del caso.

Podría pensar: si a Mark Zukcerberg se le cayó Facebook y WhatsApp por ocho horas, y por ello perdió 7 millones de dólares, ¿por qué no se le puede caer por 48 horas el P…. Iurix (textuales palabras de la abogada Andrea Jara en su audio al Ministro Mario Adaro) a la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, si con ello sus responsables no pierden absolutamente nada?

Y no, no pierden nada, ellos nunca pierden, a pesar de los daños irreparables para la sociedad mendocina, porque el servicio de justicia, parece no importarle a nadie más que a quienes padecen su incesante derrumbe y desprotección.

En el cuarto piso del edificio del Poder Judicial, colorado de la vergüenza, la que hoy parecen haber perdido del todo, quienes gobiernan con el Poder Judicial, no se les puede caer, en medio de la gran hazaña del Expediente Digital, el Sistema Iurix por 48 horas y a estas alturas no saber cuántas horas o días o meses más van a tardar en terminar con la angustia de los profesionales del derecho, empleados judiciales y justiciables, que desde el mes de abril del 2021, soportan la incapacidad total de la administración de un servicio esencial, como el de justicia..

Y ojalá fuera una historia de amor rota, solo entre dos extraños, como la canción: “Los últimos versos que te escribo; No abuses de mi inspiración; No acuses a mi corazón; Tan maltrecho y ajado; Que está cerrado por derribo”, la que une a la Corte Mendocina con los Abogados de La Vanguardia que defienden sus derechos profesionales y que se triangula con la Vieja Guardia de un Colegio de Abogados indiferente a la vulneración de derechos de los colegiados , y que me hace sentir que la justicia de Familia mendocina se encuentra “CERRADA POR DERRIBO”, encontrando en la poesía de Joaquín Sabina toda la tristeza que enrostran los abogados del fuero, único en el que se ventilan los casos jurídicos que tienen que ver con los lazos afectivos rotos, que no tienen un proceso digno, ni mucho menos tienen respuestas oportunas; niñas, niños, adolescentes y mujeres, cuyos derechos no se hacen efectivos, y cuyos únicos responsables son los que están a cargo de la peor administración de justicia de la historia mendocina.

Que el ciudadano sepa que la despapelización encarada ineficaz, y temerariamente por el Presidente de la Suprema Corte de Justica de Mendoza, el Dr. Dalmiro Garay, impulsada por el poder político de turno, en forma insensible a las necesidades urgentes de los procesos referidos a alimentos, regímenes de comunicación, violencia de género y medidas de protección entre otras no menos importantes, con la implementación del Sistema Iurix es una aventura jurídica, informática y social sin límites, un despilfarro de recursos insuficientes, una utopía que vuelve inexistente e irreal el acceso a la Justicia.

Que fue en los Tribunales de Familia mendocinos, donde se implementó el sistema Iurix y se eliminaron los sistemas MEED y LISTAS DEL JUS, que sostuvieron la actividad foránea durante el duro 2020 cruzado por la pandemia, utilizando el fuero como conejito de Indias, – “prueba y error, no nos capacitaron”-, respondían los funcionarios y empleados judiciales a las demandas de los abogados. Volviendo del fin de semana largo último, intentamos desde los estudios jurídicos trabajar, con la gran sorpresa de que los sistemas no estaban en funcionamiento, pensábamos que era un momento, pero hasta ahora, se encuentra caído sin respuestas oficiales coherentes, que tratan salvar con la declaración de “inhabilidad procesal” para los días martes 12 y miércoles 13 de octubre, como único remedio para tanto mal.

Y es entendible que muchos colegas quisieran hoy retroceder hasta el papel romaní y la máquina de escribir, para encontrar en esa vetustez, la dignidad perdida entre tanta modernidad ineficaz, porque dichas herramientas simbólicas por años de la actividad profesional, fueron nada más y nada menos que herramientas eficaces, que sumadas al valor intelectual de lo escrito, construyeron el respeto por la labor de cada abogado.

Por eso hoy, la implementación de la despapelización, parece un insulto al intelecto y capacidad de los abogados litigantes, que ofenden su libertad de trabajar y destruyen su vocación por abogar por los derechos de sus clientes, quienes se encuentran sin respuestas en medio de los sentimientos de desprotección y desazón, generados por el Poder Judicial.

Que la ciudadanía y todos los abogados sepan que la Justicia de Familia se encuentra “CERRADA POR DERRIBO”.-

Comentá la Noticia

comentarios

NOTICIAS MÁS LEÍDAS