Seleccionar página

La cementera Loma Negra desafectó hoy a 40 trabajadores de su planta ubicada en la localidad de La Bebida, en San Juan, de las que 14 fueron despedidas y el resto jubiladas y relocalizadas en otra sucursal.

Así lo informó el secretario general de la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) de San Juan, Ivan Malla, quien explicó que “a la empresa no les es rentable producir en San Juan, por lo que decidió apagar los hornos de la planta y echar a la mayoría de sus trabajadores”.

Malla dijo que la compañía nos informó que “le es más viable traer material que producir acá” y que “decidió apagar los hornos y no hacer las reparaciones que normalmente se hacen para esta época, porque por la grave situación que atraviesa el país no está dispuesta a hacer la inversión”.

Esta mañana, los dirigentes AOMA y los representantes de la empresa mantuvieron una reunión, de la que Malla dijo que “hemos logrado que esta planta quede como molienda y para despacho trayendo el material principal de la planta de Frías”, en Santiago del Estero.

El gremialista explicó que “de 70 empleados de planta, se decidió desafectar a 40, pero tras las negociaciones se disminuyó el número a 23, de los cuales 4 se convino que aceptarán una prejubilación, y de los restantes 19, en 5 casos se pactó que sean reubicados en la planta de Frías. Los 14 restantes, que tienen entre 4 y 10 años de antigüedad, se quedaron sin empleo efectivamente y el gremio les está buscando alternativas laborales”.

“Esto nos golpea a todos”, dijo el dirigente, quien destacó que “San Juan hasta ahora ha sido una isla respecto de la crisis de todo el sector industrial del país, pero el golpe llegó lamentablemente”.

Malla destacó que “hemos logrado que las indemnizaciones sean al 150% de manera que compense un poco esta situación”, y dijo que “ya han sido notificados los despidos”.

Comentá la Nota

comentarios