Seleccionar página

Ante las complicaciones con el nuevo sistema de transporte público en la provincia, el Mendotran, el gobierno provincial resolvió que no computará las tardanzas de los empleados que lleguen tarde a sus puestos de trabajo y que usen colectivo.

La medida entró en vigencia de inmediato y es retroactiva al miércoles 2 de enero, un día antes del pedido de ATE.

Desde que entró en vigencia el Mendotran, con cambios en los recorridos y servicios, las quejas de los usuarios se han multiplicado por las incertidumbres respecto a los micros que deben tomar. El pasado miércoles, cientos de mendocinos se autoconvocaron en la Plaza Independencia para protestar contra el nuevo servicio de transporte.