El tiempo - Tutiempo.net

Natalia Vico: una vida con el deporte como estandarte

Sep 15, 2020

Repasamos la experiencia de esta joven de 27 años, ex miembro de la Selección Argentina de handball, profesora y licenciada en Educación Física y amante del deporte, que nunca abandonó lo que la hace feliz.

Natalia Vico es una gran deportista que, al igual que muchos de sus pares, decidió seguir el camino de enseñanza. La actual profesora y licenciada en Educación Física formó parte de la Selección Argentina de handball durante 10 años. Fue la única representante de la provincia que pasó por todas las categorías del seleccionado nacional, desde menores hasta mayor, sin interrupción. También compitió a lo largo de 12 años en la Selección de Mendoza.

Cuando tenía 10 años dio sus primeros pasos en el handball: “Empecé gracias a mi papá, que fue jugador durante 25 años. Él me contagió la pasión por el deporte”. Vico contó además que al club que representó por más tiempo fue a la Universidad Nacional de Cuyo: “Jugué casi 13 años. Fue el club en el que más tiempo estuve, luego fui un año a la Sociedad Escolar y Deportiva Alemana Lanús Oeste (Sedalo), que es un equipo de Buenos Aires”.

En 2017 dejó de jugar y retomó en 2018, momento en el que recaló en Godoy Cruz Antonio Tomba. En 2019 hizo otro impasse en su carrera por razones personales, aunque por estos días cuenta que tiene muchas ganas de retornar.

A lo largo de su trayectoria, Natalia participó en cuatro mundiales, siete panamericanos, dos sudamericanos y tuvo cuatro giras por Hungría.

Su elección por el profesorado de Educación Física

Luego de una destacada performance deportiva, en 2011 inició el camino de aprendizaje en la docencia. Se inscribió en el Instituto de Educación Física Jorge E. Coll, pero tuvo complicaciones para poder complementar los estudios con la práctica deportiva.

Natalia explicó que esa no fue una buena experiencia y que decidió abandonar los estudios y seguir viajando. “Me fui a vivir a Buenos Aires y un tiempo después me di cuenta de que no quería vivir más allá porque no me gustaba, me sentía muy sola. Decidí volver porque la diferencia no la hacías con clubes de allá sino con la selección”.

Cuando regresó a Mendoza comenzó la carrera de Kinesiología en la Universidad Juan Agustín Maza. En el camino conoció a Natalia Cini, entonces secretaria de Informes: “Ella me hizo abrir los ojos, le volví a dar una oportunidad a la Educación Física y de ahí no paré. La verdad que la Universidad Maza me apoyó un montón, porque yo viajaba mucho y nunca me hicieron problema. Todo lo contrario, pude hacer en tiempo y formarme no solo en el profesorado de Educación Física sino también la licenciatura”.

¿TAL VEZ TE INTERESE?  Mendoza atrae franquicias sociales para familias sin trabajo

El ejercicio de la docencia

“Elegí ser profesora porque siempre me gustó la idea de poder enseñar, de poder plasmar todos mis conocimientos que iba teniendo en la selección, yo me veía como docente, maestra y profesora”, expresó.

Actualmente Natalia trabaja en la Universidad Maza dando clases en la cátedra de sóftbol para la zona Este y el Valle de Uco. También en el Colegio San Fernando, de Godoy Cruz, y en el gimnasio del barrio privado La Vacherie.

Respecto de su profesión, señaló: “Uno, cuando elige ser profesor, se plantea si realmente vale la pena o no, por el pago y por todas las cosas que tenemos que pasar en la docencia. Y la verdad que sí, vale la pena. Por lo menos yo lo veo así. Sentir que ayudás a un niño a seguir creciendo, a que pueda coordinar y que tenga un progreso. No solo un niño, sino a toda la gente. El deporte es salud, permite ayudar a las personas a que se sientan mejor y que se sientan bien ellas mismas. Es una satisfacción enorme y doy gracias cada que vez que me planteo si fue lo mejor estudiar Educación Física. Sí, fue lo mejor”.

En este sentido, Vico agregó: “Ese granito de arena que uno da en ese chico, en ese alumno en la universidad o en esa persona que pasa por el gimnasio, vos le cambiás un poquito su vida y se la hacés mejor. Esa es una gran satisfacción que he encontrado desde que empecé hasta ahora”.

Muy emocionada, Natalia contó que su tarea para ella es muy satisfactoria y que tiene un gran valor por el sacrificio que significó en su vida: “Me recibí en 2016 como profesora y en 2018 como licenciada en Educación Física, con muchísimo esfuerzo, porque mis viejos no me podían pagar la facultad y lo hice con las becas de la selección y con mi trabajo. No fue fácil, rendir sola y conseguir trabajo una vez que te recibís no es nada fácil. Es un gran orgullo y me siento feliz todos los días”.

El deporte y los valores

Es sabido que el deporte moviliza emociones y sentimientos, pero sobre todo puede influir en las actitudes y comportamientos de las personas, a través de los valores que transmite. Vico dejó sus sensaciones y pensamientos al respecto y manifestó: “La práctica deportiva es esencial, te permite descargar endorfinas y te sentís muchos mejor. Sobre todo te da valores, como la empatía, la comprensión, la disciplina deportiva, la responsabilidad, el compromiso, el ayudar y hacer amigos. La verdad es que es increíble los valores que te da el deporte. Todo lo que soy se lo debo no solo a mí familia sino muchísimo al deporte”.

Comentá la Noticia

comentarios