Seleccionar página

Cintia Garro es una joven puntana que padece cáncer de mamá. Debe reunir $35.600 para poder costear el procedimiento. En tierras puntanas no está el aparato que necesita para seguir combatiendo su enfermedad.

Estudios, estadía, comida, pasajes, entre otras cosas, es lo que debe afrontar Garro (33) para poder comenzar con la siguiente etapa de su tratamiento en Mendoza.

Como es mucho dinero, junto a familiares, amigos y compañeros de trabajo es que organiza un sorteo.

Su vida dio un giro de 180 grados el año pasado cuando le detectaron un nódulo en su pecho izquierdo y le confirmaron que debía operarse urgente.

El 11 de junio de 2018 se sometió a una cirugía para extraer el cuerpo extraño y determinar si era peligroso o no. Los análisis determinaron que era maligno y que debía someterse al tratamiento para combatir el cáncer de mamas.

“No tenía síntomas, ni dolor pero el nódulo era palpable y se podía mover de un lado a otro. Enterarme de esto fue muy fuerte para mí”, contó la mujer en declaraciones a elchorrillero.com.

Después del shock emocional que soportó en primera instancia, tuvo un pequeño alivio por buenos resultados que arrojó otro examen. En un estudio de los ganglios los profesionales le notificaron que no hay metástasis. Eso le dio fuerzas para seguir.

El 19 de septiembre arrancó con lo que la mujer describió la “parte más dura”: la quimioterapia. Durante seis meses se sometió una sesión cada 21 días, para luego realizarlas cada semana. Finalmente el 27 de febrero terminó.

“Según me dijeron los doctores fue exitoso y mi cuerpo pudo soportarlo”, señaló.

En una de las consultas, su oncólogo particular le informó sobre el siguiente paso a seguir. Someterse a unos Rayos X “que en la provincia no existen”.

“Me dio la opción de ir a Córdoba o Mendoza. Elegí la última por ser más cerca y tener menos gastos”, agregó.

Precisamente debe asistir al Hospital “FuEsMeN” (Fundación Escuela de Medicina Nuclear) especializado en la materia.

Se trata, según contó, de un procedimiento “menos invasivo” que reduce la posibilidad de que órganos como el corazón o los pulmones presenten problemas a futuro.

Deberá someterse todos los días, de lunes a viernes durante seis semanas.

Su inicio todavía no tiene fecha porque la obra social que tiene todavía “no determina cuánto será el porcentaje de cobertura”.

Una vez cumplidas las cuestiones administrativas, tendrá que realizarse una tomografía de rutina y en el lapso de dos semanas los médicos le darán una fecha estimativa para que pueda seguir luchando contra la enfermedad.

Por ahora, “Todo viene bien y tengo mucha esperanza que funcione”, finalizó.

La rifa

Tiene un valor de $150 y los premios son: una heladera con frezer, como primer premio; una torta de 2 kilogramos, como segundo y dos porciones de locro, como tercero.

Quienes deseen colaborar podrán adquirir el bono en la panadería “Miga’s” en Junín al 934 de la ciudad de San Luis.

 

Si bien tenían previsto que el sorteo sea el próximo lunes 27 tuvieron que posponerlo un mes ante la poca repercusión y ventas de los tickets.

Comentá la Nota

comentarios