El tiempo - Tutiempo.net

Para UCIM la falta de políticas nos lleva a vivir con miedo

Mar 6, 2022

Desde la UCIM llamaron a involucrarse, participar y exigir a cada uno que cumpla su papel, para potencial acciones esperables para un sistema democrático y de esa manera vivir sin miedo.

Los mendocinos estamos preocupados.

Desde la Unión Comercial e Industrial de Mendoza, UCIM, «no hace falta más que abrir un diario para ver la difícil realidad que sufrimos cada día por el tema de la inseguridad, lo que genera un gran miedo para la sociedad argentina».

«Muertes en ocasión de robo, asesinatos, entraderas, asaltos, arrebatos, estafas, ciberdelitos, fallecidos por balas perdidas, nos sorprenden de forma permanente y alteran la vida de una provincia que supo ser tranquila», explicaron en su último documento.

Ampliaron que: «Y elección tras elección, las encuestas muestran cómo la inseguridad forma parte del top 5 (como muchísimo) de las principales preocupaciones de los ciudadanos. Y elección tras elección, las autoridades electas dejan de enfrentar el problema con la urgencia y contundencia necesarias».

«Siempre, los ciudadanos esperamos del gobierno, acciones que ofrezcan comunidades más seguras. Mientras tanto, todos: mayores, jóvenes, mujeres, hombres, niños, transeúntes, conductores, empresarios, deportistas, sufrimos los efectos de la violencia y nuestras familias, sufren las consecuencias.  Tememos permanentemente, por las posibles consecuencias que pueden traer salir a trabajar o a divertirse, a estudiar o simplemente transitar, sin importar el horario en el que estas actividades se realicen», expresaron desde la institución mendocina que preside Daniel Ariosto.

Y añadieron: “La violencia produce sensaciones de inseguridad, indefensión y temor. La violencia se traduce en comportamientos de recelo, desconfianza y aprensión. Incita a la privatización de la seguridad de los ciudadanos, lo cual posibilita la aparición de empresas de salvaguarda y vigilancia, y se multiplican el uso de alarmas y el empleo de escoltas. Como consecuencia de la inseguridad, los centros de numerosas ciudades se convierten en lugares fantasmas porque los ciudadanos, por temor al atraco, no los pueden disfrutar. Los parques y demás espacios sociales pierden su carácter de públicos”, citando el artículo «Políticas públicas y seguridad ciudadana: la violencia como problema público» el autor David F. Fuentes Romero.

UCIM se encuentra preparando un Foro de Seguridad, para que empresarios y autoridades de los tres poderes puedan dialogar y proponer soluciones para ese flagelo.

«Particulares, empresas y comunidades gastan fortunas en cubrir los baches que el Estado deja por no poder afrontar y prevenir en la magnitud necesaria. Esta problemática, que tiene innumerable cantidad de causas que deben ser abordadas por parte de los diversos organismos de los tres poderes», ampliaron.

A modo de ejemplo agregaron que «la vida en la ciudad, transitar por la calle o tomarse un café, puede producir paranoia. Puede volverse todo un reto convivir en una ciudad donde prosperan la inseguridad y la violencia».

Además continuaron en el artículo: “En la actualidad se suele evitar el problema responsabilizando a algunas personas violentas del evidente fallo global de las relaciones sociales. Las políticas implementadas por parte del Estado hasta el momento no son las adecuadas, ya que han sido elaboradas sin que las principales víctimas hayan participado de forma activa en esta fase primordial”.

«Es por todo lo expuesto que los empresarios que forman parte de la UCIM movilizados ante este problema y tras una reunión con las máximas autoridades de seguridad de la provincia han decidido realizar un foro, durante abril», adelantaron.

En él los empresarios, según prometieron, «podrán exponer sus problemáticas ante autoridades de los tres poderes con el fin de ponerlos al tanto de sus inquietudes y a su vez, generar un posible programa de trabajo para aportar, por parte de la sociedad civil a un problema que nos afecta y preocupa a todos».

«Involucrarse, participar y exigir a cada uno que cumpla su rol, son acciones esperables para un sistema democrático y necesarias para la convivencia en una sociedad mejor y esperamos que este encuentro democrático y constructivo pueda replicarse en otros sectores para dar solución, de una vez por todas a este flagelo», concluyeron.

Comentá la Noticia

comentarios