Seleccionar página

La vitvinicultura o la cultura de hacer vinos a luego del cuidado amoroso de la planta cuyos frutos son las uvas es considerada unas de las actividades de la humanidad más antiguas del mundo.

Tal es así que esta «cultura» ha sido en innumerables casos más antigua que el desarrollo de muchos pueblos. En Argentina, la vitivinicultura precedió a la formación de ciudades como Santiago del Estero o de la misma Mendoza. Los colonizadores españoles entre sus tareas de agenda tenían como prioridad hacer vino para celebrar la misa pero se encontraron con la sorpresa de que en América no existía la vid. Por ello debieron importar al Nuevo Mundo estacas con las cuales armar los primeros viñedos para luego cosechar las uvas con las cuales elaborar el divino jugo con el que Jesús realizó el primero y el último de sus milagros en la Tierra: cuando las bodas de Caná y en La Última Cena.

Entre las tantas tareas culturales a las que se debe dedicar el viñatero existe la práctica de la poda de la vid. Práctica que ahora en Mendoza tendrá su máxima celebración el 31 de agosto en el departamento de Tupungato, cuando se lleve a cabo el Primer Campeonato Sudamericano, una iniciativa que ya tuvo su tratamiento, para ser reconocida a nivel legislativo, en la Cámara de Senadores de Mendoza el 11 de junio de 2019 antes del mediodía.

Y la competencia que no tiene otro fin que el de valorar la labor de regular, gestionar y equilibrar la planta en la viña ahora tendrá protagonismo en el Valle de Uco con la participación de podadores expertos de Chile, Perú y Uruguay.

La competencia nació en Mendoza en 2012 por iniciativa de la fábrica de herramientas Bahco y en 2019 se llevará a cabo en la propiedad de Bodegas y Viñedos Andeluna. Donde la instancia, ahora internacional, estará abierta a todo el público, especialmente para los mendocinos y los turistas que deseen disfrutar enprimera persona una jornada aprendiendo los rudimentos de esa técnica milenaria que significa la poda.

Un valioso oficio para el desarrollo de las vides y la producción de ese fruto hermoso que es la uva.

El proyecto de resolución presentado en el Senado mendocino fue de manos de Laura Contreras, senadora provincial oriunda de Tupungato quien estuvo acompañada por la también senadora Gladys Ruiz, vecina del departamento sureño de Malargüe.

Laura Contreras y Gladys Ruiz, las senadoras que llevaron hasta la Legislatura de Mendoza la iniciativa de la poda en vid que ahora tendrá alcance internacional.

Contreras y Ruiz destacaron en el proyecto legislativo que «la poda es un oficio efectuado por personas especializadas y su labor es determinante en el rendimiento de las vides, en la producción de ellas y es un trabajo milenario y fundamental en el cultivo que se lleva a cabo antes de la vid despierte de su invierno y consiste en cortar las ramas o ramificaciones para darle forma, vigor e incrementar la producción».

El concurso persigue dos grandes objetivos. El primero es el de integrara los países hermanos de Chile, Perú y Uruguay, que son, junto a Argentina, los países vitivinícolas de la región.

El segundo es el de integrar al turista que visita Mendoza al mundo de la vitivinicultura sudameriana, motivos más que suficientes que fueron puestos en la agenda de la cámara alta local para que logre su carácter oficial en el marco de las políticas de Estado que establece el gobierno de la provincia cuyana.

LA PODA DE LA VID

ALIQUÓ, Gustavo, CATANIA, Aníbal, AGUADO, Germán:

Comentá la Nota

comentarios