Mendoza

13°C
Clear sky
lunes
29°C
15°C

Secciones

¿Qué se comía en 1810?: los platos típicos del 25 de mayo

«Empanaditas calientes para quemarse los dientes», repitieron los niños a lo largo de varias generaciones durante los actos escolares. ¿Qué tan real es esa escena que quedó en el imaginario popular y que representamos una y otra vez? ¿Cuáles eran las verdaderas comidas típicas de la época de la Revolución?


Con motivo de la conmemoración de la Revolución de mayo, Silvia Juárez, especialista del Hospital Austral, analizó la alimentación de aquella época. Afirmó que «siempre hay que tener en cuenta la situación cultural para poder evaluar una conducta».

Para celebrar el día

El 25 de mayo de 1810 se produjo la Revolución que modificaría el sistema de gobierno y la comida típica para celebrar ese día es el locro. Silvia Juárez, Licenciada en Nutrición y Coordinadora de la Unidad de Soporte Nutricional del Hospital Austral, explicó que la dieta debe analizarse junto con las actividades de la época.
«Siempre hay que tener en cuenta la situación cultural para poder evaluar una conducta. La mayoría de las personas en 1810 caminaban y lo hacían transportando un peso importante debido a las ventas ambulantes, las ropas que debían lavar en el río o los recipientes con agua extraídas de los aljibes. Ello implicaba un gasto calórico que hoy el hombre no hace», explicó Juárez.

En las comidas era muy común el guiso de carne vacuna y verduras cocidas. Si bien no se consumían demasiadas verduras de «hoja verde», contenía gran variedad de ingredientes. Según Juárez, «este alimento permitía incorporar a la alimentación cebolla, zanahoria, tomate y choclo, rico en vitamina c». De todas maneras, la especialista afirmó que «es importante incluir verduras crudas y verdes en la dieta diaria por el aporte de ácido fólico y, a su vez, porque de esa forma se conservan mejor las vitaminas que poseen».

Mucha carne

En cuanto a la alimentación a base de carne, la especialista explicó que «de acuerdo a las recomendaciones nutricionales, hoy en día seguimos comiendo una cantidad excesiva de carne, es un hábito del hombre argentino». Y agregó: «No obstante, con una porción de carne diaria estamos cubriendo las necesidades proteicas de nuestro organismo».

Juárez detalló que el consumo de carne «bueno o malo» depende de cada individuo y por ello las dietas deben ser personalizadas. Además, diferenció los tipos de carnes y sus beneficios. «Las carnes rojas, como el pollo y el cerdo, aportan gran cantidad de colesterol y hierro. La carne blanca del pescado, en cambio, es beneficiosa por el aporte de grasas omega 3, saludables para el corazón», aseguró la especialista.

Imagen relacionada
La conservación

En 1810, el método de conservación de algunos alimentos era con sal. Si bien hoy en día se sigue utilizando en algunos casos, no es tan común. La licenciada Juárez explicó que «en la actualidad, el inconveniente del exceso de sal en las comidas diarias es que la gente ha dejado de cocinar y consume comidas delivery, snacks o panificación con grasas y sal.
Además, han reemplazado el guiso por preparaciones culinarias industriales con alta cantidad de sodio.» Y agregó: «Poblacionalmente, disminuir un gramo de sal en los alimentos procesados, genera un descenso de 10mmde Hg en la presión arterial media».

Alimentos fritos

Además de lo mencionado, los chicharrones eran comunes en aquella época, un alimento frito hecho con grasa. Al respecto, Juárez aseguró que «una buena fritura en cantidades moderadas, una vez al mes, junto a un plato de vegetales verdes crudos y unos 15 minutos de bicicleta o caminata, no es tan malo».
La especialista explicó que, si una persona decide comer un alimento frito, para cocinarlo debe introducirlo en aceite bien caliente para conseguir una cocción rápida y evitar que se absorba demasiado aceite.

La ingesta recomendada

En cuanto a la cantidad de comidas que se deben ingerir durante el día, Juárez detalló que «lo ideal es respetar nuestro ritmo circadiano, es decir, los cambios físicos y psicológicos del organismo. Además, se debe tener una alimentación fisiológica, que implica aprender a regular la ingesta sobre la base del hambre y la saciedad.»
Durante la época de la Revolución de 1810, en las reuniones de las clases altas se acostumbraba a servir hasta siete platos.
Según los alimentos detallados y la dieta en aquellos tiempos, la especialista aseguró que «un almuerzo de nuestros antepasados podría estar cerca de las 3500 kcal o 4000 kcal».
De todas maneras, Juárez explicó que «la ingesta diaria recomendada debe ser calculada para cada individuo, de acuerdo a la edad, la talla, el estado fisiológico y la actividad física de cada persona. Lo importante es no saltear el desayuno».

También puedes leer

fuga de divisas

Argentina y su miedo por los dólares turistas

hockey patín

Casa de Italia lo tenía pero Rivadavia emparejó

Concierto de Flauta

Filarmónica y los vientos serán protagonistas

vialidad

Iluminación LED en el túnel más popular

convivencia rota

Ciudad limpió la basura del Polo Obrero

cepo cambiario

Preparan el dólar tecno argentino

Te puede interesar

vino argentino

Se celebra la Semana del Torrontés

fuga de divisas

Argentina y su miedo por los dólares turistas

hockey patín

Casa de Italia lo tenía pero Rivadavia emparejó

Concierto de Flauta

Filarmónica y los vientos serán protagonistas

vialidad

Iluminación LED en el túnel más popular

convivencia rota

Ciudad limpió la basura del Polo Obrero

cepo cambiario

Preparan el dólar tecno argentino

Copa Sudamericana

Un Malbec mendocino en la CONMEBOL

San Martín

Edificio propio para una escuela de Buen Orden

voley

Regatas y Maipú campeones del Regional

Capital del Vino

El vino de Mendoza seduce a turistas de Brasil

ordenamiento

Agrimensores colaboran con municipios

Tupungato

Si te vacunás podés ganar una camicleta

hockey césped

Podios en el Argentino de Selecciones Sub 16

Educación

Toma de colegios en Buenos Aires: ya son 15

Obras

Remodelarán la terminal de San Martín

Turismo

Mendoza presente en la Feria Internacional

industria petrolera

Mendoza se posiciona en Brasil

Las Heras

Imputado por el crimen de sus abuelos

tasa de pobreza

Casi 4 de cada 6 argentinos son pobres